27 junio, 2015

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: un dulce momento con Vesta en el Costanera Center

Hay lugares en los que cada uno pasea seguro de sí mismo y de sus intereses. Vesta Lugg andando por el Costanera Center se siente tan bien como un servidor yendo a la feria de Augusto Matte o Teniente Cruz. Hablo de la chileno-canadiense porque el día de hoy llegó a la tienda Ripley de ese enorme centro comercial, con motivo del lanzamiento de un perfume: Les Délices de Nina. Pasadas las seis de la tarde llegó acompañada por sus papás y, atención, vestida de la misma manera como llegó el jueves a MENTIRAS VERDADERAS (La Red) para una muy divertida entrevista (tuvo momentos muy jocosos, de veritas). Se sacó fotos con sus luggers, incluyendo a los del fans club identificados con el lienzo correspondiente, sugiriendo bajarse desde el celu una aplicación especial relacionada con el perfume de Nina Ricci y parecida al Candy Crash. El que desgaja estas palabras la saludó y le regaló un chanchito de goma que guardaba desde una gratiferia reciente más el SANDRA Y LA QUE VINO DEL MAR de José Luis Rosasco. Me fui con una paleta de dulce regalada y diciéndole al padre de la que canta "Touch me" (¿para cuándo el video clip, querida?) que lo felicito por tener una hija taaan linda. Feliz de estar con una Diosa como ella en esa tienda donde se mezclaban distintos hilos musicales bailables, la retumbancia habitual en un lugar como ese. La próxima vez quiero ver a esta rubiecita contestataria cantando. ¿En una marcha gay? ¿En la SCD? ¿En la Blondie de día?

No hay comentarios: