28 septiembre, 2009

INFOLIOS DE ESTE TIEMPO Y OTROS: Las Ratas, de José Bianco

Muchos saben que 1986 fue el año en que Jorge Luis Borges falleció. Pero son menos los que podrían recordar que, en ese mismo año, otro literato como José Bianco, compatriota suyo, abandonó este mundo. En el marco de la literatura argentina, Bianco ha sido poco valorado durante mucho tiempo, y quizás eso tuvo que ver con un perfil bajo cultivado por él, mientras se dedicaba a otras cosas como integrar la plana de la importante revista Sur, donde se desempeñó hasta 1961, traducir (Henry James, John Berger y Stendhal fueron algunos de los que pasaron por su trasvase idiomático) y editar a otros autores. Publicó sólo cinco libros: tres novelas, un volumen de cuentos y uno de ensayos. Entre las novelas que este hombre nacido en 1908 facturó, valga destacar ahora LAS RATAS (1943; Cámara Argentina del Libro, Colección Vamos a Leer, 2001, prólogo de Guillermo Saavedra), historia breve que en 15 capítulos cuenta, a través de la mirada de Delfín Heredia, lo que ocurre en su núcleo familiar, haciendo hincapié en Julio, su medio hermano, biólogo que solía experimentar con ratas a las que mataba con aconitina, sustancia que terminaría usando para suicidarse. Delfín comienza a narrar desde el momento en que Julio ya había muerto, por lo tanto esta es una narración in extremis res. El día a día de una familia culta de clase media, habituada a las clases de piano, el canto, el ajedrez y el bridge, es abordado por José Bianco con una precisión de relojería; ninguna palabra sobra, todas hacen andar el mecanismo que rige en LAS RATAS, con uno que otro párrafo extenso, y una que otra referencia culta. Un retrato familiar que en sus rasgos sutiles va dejando entrever dejes de rencor, hipocresía, piedad y melancolía. Por lo general, LAS RATAS ofrece aquello. Menor no es, como no debiera ser escaso el interés en hacerle justicia a su autor, preciso en su ajedrez escritural.

26 septiembre, 2009

CAJA MALDITA: en Huequilandia

Ya se sabe que CORAZÓN REBELDE (Canal 13, lunes a viernes 20:00) es la adaptación para Chile de lo que fue en Argentina Rebelde Way, y luego en México la exitosa Rebelde. Ya se sabe que en su elenco hay algunos muchachos que salieron de esa cantera llamada Amango: busquen a Augusto Schuster y Denise Rosenthal en la plana protagónica, que completan Ignacio Garmendia y Luciana Echeverría; ah, también figura José Manuel Palacios, quien fuera Clemente en El Blog de la Feña. Ya se sabe que en esta teleserie hay cosas que ya hemos visto mil veces: la historia de un grupito de escolares (con De Cara al Mañana, Ámame y Adrenalina como las que más se recuerdan), lo de quien pierde a uno o a ambos padres en un accidente, lo de quien planea vengarse del que hizo tal daño, lo de la niñita gorda que llega a acomplejarse... Ya se sabe que Canal 13 insiste en desarrollar una trama juvenil en un entorno abeceuno, cuicón, pelolais o como quieran decirle; de debilidad tiene, pero igual uno pilla fortalezas particulares, si pienso en lo que me casusaba Niss al hacer de Feña MacGellar, o en la grata miniserie Nadie Me Entiende. Y también se sabe que el S.O.S. de la titulación inicial fue eliminado: ¿será que cacharon que Chilevisión ya lo usó en el verano, para un espacio de sexualidad? Sabiendo todo lo anterior, sólo hay que dejarse convencer por una historia que transcurre en el internado Alto Santiago, una parte del trayecto que nos deja en Huequilandia, que diría Martina Valdivieso (la Rosenthal, pues); si se detienen verán que hay asuntos más espesos rondando, por más Huequilandia que sea esto, como ese "correo negro" que le atribuyen a la hija del director Marcelo Ortúzar (Álex Zisis), las amenazas de "la logia" a los becados, el drama de Cote Colucci (Miss Echeverría) al no saber más de su madre muerta (o eso le dice don Franco, su papi -Fernando Kliche presente-) y, por supuesto, la venganza de Manuel Santander (Garmendia) por la estafa que sufrió su padre (Alejandro Trejo, en la primera escena) a manos del Sr. Colucci, sin olvidar los manejos turbios dudosos del papá de Pablo (Schuster), el Senador Bustamante (Tomás Vidiella). En el elenco también figuran, entre otros: Katty Kowaleczko (como Sonia Rey, la mami de Martina), Elvira Cristi y Teresita Reyes. Los que ya han osado decir que CORAZÓN REBELDE es apestosa, fallan el disparo. ¿No se acuerdan de Amándote, Corazón Pirata y Buen Partido, que sí eran producciones mediocres? Hasta el momento, y si no le ocurre a la teleserie algo aberrante como el alargue forzado que tuvo Lola, yo me declaro dueño de un corazón rebelde. Sin ninguna vergüenza...

23 septiembre, 2009

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: Camila Moreno, de Sello Azul a los Grammy Latinos

No puede ser más fantástico lo que le ocurre a Camila Moreno, cantautora responsable del disco ALMISMOTIEMPO: acaba de ser nominada a los Grammy Latinos, en particular para la categoría de Mejor Canción Alternativa, defendiendo "Millones", tema de letra social muy reveladora, la cual llega a empalmar con el disgusto que en este año provocaron las colusiones entre laboratorios y farmacias para subir precios, pero también roza el drama de las tierras que son usadas para construir centrales hidroeléctricas. Una de las grandes canciones nacionales del año puede pelear por una vitrolita con "No hay nadie como tú" de Calle 13 y Café Tacuba, "Moving" de Macaco, y otras tres que no ubico. Esta mujer, ex integrante de Te Tecla la Pesa, y 50% de Caramelitus (proyecto compartido con Tomás Preuss), está dando otro paso grandote con su guitarra, tras obtener el apoyo de la SCD para sacar su largo en Sello Azul, y telonear en el Teatro Oriente al argentino Pedro Aznar. A ver si el 5 de noviembre, en Las Vegas, Camila consigue vencer. Y no es la única persona de estos lados que estará nominada: Beto Cuevas, uno que con La Ley ya supo de victorias así, también figura.

21 septiembre, 2009

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: Angélica la caprichosa

Últimamente, a partir del período previo a la final del reality show 1810, Angélica Sepúlveda se las había dado de cantante ranchera, apareciendo en muchas de las presentaciones que Los Charros de Lumaco, esa banda liderada por don Marcio Tolosa, han efectuado, incluyendo sus pasadas por La Tuna. Hoy se puede leer en La Cuarta decir a Marcio que ella ya no se junta con ellos, y que esto de andar canturreando era un mero capricho suyo. Yo sólo de pasada he escuchado la voz de tal personaja en tele, y me da lo mismo esa facetilla. Ella pasaría sin pena ni gloria. Y ya se ve que Angélica seguirá apareciendo en la pantalla por detalles escandalosos, y no por méritos limpios. Cosas de nuestra farándula shilena.

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: un cumpleaños sin devuelta y una computina sentimental

LA MONINE + C.O.N.E.J.O.
Sala SCD, Barrio Bellavista
jueves 17 de septiembre

¿Puede ser o parecer una joven intérprete, en terreno lap pop, el eslabón perdido entre Tujiko Noriko y Rocío Durcal o Rocío Jurado? Mientras quien lee lo piensa, yo me la juego por señalar así a La Monine. Luciendo un vestido rojo escotado, ella daba cuenta de su interés en las canciones de raíz dramática, con tonalidades de quejío propias del flamenco y del bolero, pasadas por el agua multiforme de su apoyo computín. Como algo que puede sembrar la confusión general (y que allí tuvo a los asistentes sin aplaudir hasta que todo acabó), las manipulaciones de sus pistas vocales en el portátil entre cada tema obligan a otra pregunta: ¿es que acaso La Monine busca hoy la invasión de lo bizarro en lo convencional, o a futuro sólo dejará que sus canciones irrumpan? Mientras tanto, se concluye que la aludida tiene ideas que deberán oírse con gusto. Sigan su pista.

Pasando al plato principal, C.O.N.E.J.O. estaban para celebrar sus 6 años como banda. Tiempo en el cual ya han sucedido partidas y llegadas de integrantes, y que ha servido para grabar dos discos: el homónimo de 2006, y el más reciente DEVOLUCIÓN, o la puerta por donde me asomé para conocerlos. Mezclando en panorámica eléctrica partes de cada álbum (empezaron con las que abrían: "Prédica", del primero; "Detergente", del segundo) a tal punto que en muchos instantes hubo tres guitarras enchufadas sonando fuerte -incluyendo la de Arturo Ríos-, convocando a un ex socio (para "Sombrero" y "Lennon") y al hermano de Felipe González (él puso los scratches en la tensa "Agosto"), y valiéndose de las mareantes visuales de VJ Def (collages que poseían jirones de imágenes ubicables: el bombardeo a La Moneda del 11-9-1973, el conejo de ALICE IN WONDERLAND, LA NARANJA MECÁNICA, filmaciones de los Lumiére, etc.), C.O.N.E.J.O. no fallaron. Cómo iban a fallar, si su armazón amarga está al servicio de quienes buscan susurros, atmósferas y explosiones cercanas a las de tantas almitas perdidas, encontrando igualmente esbozos más urgentes, como es el caso de "Perro", cantada por el bajista Alfil Gómez y ribeteada por palmas. Y que no se diga que "Frío" (con el batero Jaime Albornoz metiendo castañuelas), "Perra loca", "Los aviones", "Trixie", "Mute" (esas dos últimas las canta Diane Vergara), "Al despertar" y "15 millones" calaban menos. Para el gran finale, palabras de González, "Credo" insertaba otra vez esas noise pop guitars en un magma asfixiante por planteamiento, fresco por cuestiones etarias. Un concierto que justifica en un alto porcentaje las virtudes de estos cinco roedores, perseguidores de la zanahoria sangrante del indie rock. Al que le leyere, le insisto: si puede, bájese sus discos, cómprelos si los encuentra o escúchelos en Last.fm, que eso vale la pena.

16 septiembre, 2009

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: ¿Last.fm se nos une a la fiesta tricolor?

Me explico, mientras estoy escuchando el "Dos" de Cabaretta: Last.fm, ese sitio musical que partió como radio gratuita, hasta que a los dueños les dio con dejar el acceso fácil a las emisoras que cada usuario elige sólo en Estados Unidos y parte de Europa, debiendo el resto del mundo cancelar la suscripción de US$ 3 mensuales, no funcionará durante los días 19 y 20, ya que estará en mantención. Por eso digo que se está endieciochando. Quizás un poco de chicha y empaná hagan entrar en razón a los que administran este servicio, para que lo dejen mucho mejor y como era antes, aunque en el ítem de los temas gratuitos la cosa no está mal, ya que me ha permitido descubrir cosas muy bizarras, y otras preciosas. Por ejemplo, hace poco llegué al material solista que Jorge Santis (Congelador) publicó en un disco para Neurotyka. Y en otro ámbito, pillé a una tal PauNina, muchacha que alguna vez participó en el desaparecido programa radial Resident Hit, versionando a su manera temas de Myriam Hernández ("Eres") e Evanescence ("Going under"), más un chamullo propio llamado "Güam me güam me", todo con guitarra de palo.

PAPELERÍA (o poesía): Pensando en Chile

chile no tiene vuelta.
ha pretendido
incendiar lo que
la historia le ha
entregado

con tanta esperanza
hecha y rehecha
intrigándose de más.
la identidad
en su terreno

colisiona con la
herrumbre de la
infame integridad
lavada con agua de otras
entidades

como si la
hechura consumista fuera
imán seguro
levantando ídolos
en un terreno elitista.

chile, chile lindo, se
ha fabricado
ilusiones a
la manera de otras
edificaciones

corriendo el riesgo de
herir lo que ya era suyo e
impidiendo
la floración
en remolinos propios;

ciertamente
habrá de pasar otro año
infectado de
lecturas parciales
encerradas en

copihues elásticos, ponchos de
huasos postizos,
ilusiones cuequeras y re-
lamidos cantos mientras
el lazo de la borrachera

cubre los pobres cerebros.
hoy miro a chile
incendiarse en
las carencias
expuestas e impuestas, y al

caer las noches
histéricas y estrelladas
imagino, aunque sea poco,
la dignidad que busco
embanderada en su belleza.

14 septiembre, 2009

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: Vegas, fotonovela sexy

Cosas de tener línea directa con los hermanos Díaz, Mauricio (alias Sokio) y Daniel (que ha adoptado el mote de Solo), cabezas pensantes del sello virtual Ponk: debido a mis pasadas por su radio de acción, he podido conocer lo que Daniel hacía a mediados de esta década con Vegas. Ese cuarteto era completado por Alejandro Miranda, Giovani Quezada y la cantante Francisca Aguilar. Su debut y despedida, que dirían Los Ángeles Negros, quedó sellado con VEGAS (Avatar, 2006), álbum del cual se prensaron 500 copias -alguna vez lo vi en la tienda Zoo del Barrio Forestal-. Tal producción les permitió algunas pocas salidas en medios, como realizar una Rara Tocata en Radio Rock & Pop o aparecer en Invasión, finado programa de Chilevisión. Vegas iban instalados en la cabina electropop que une lo lujurioso con un trazo sentimental intenso, como si hicieran un soundtrack para una fotonovela imaginaria (alguna que habría quedado regia en Animalfabeta, si tal revista no se hubiera acabado), y en eso la culpa, por así decirlo, es de las letras, donde Mauricio colabora como buen hermano, y de la voz grata de Francisca. Son canciones que tienen algo del toque mágico de Fangoria y de los primeros Saiko (varias podrían haber sido voceadas por Denisse Malebrán, lo juro). "Me alejo", "Mátame con calma", "Voy a ti, me pierdo en ti", "Domingo eterno", "Muérdeme" (Xime Abarca (Ruch) ya hubiera querido cantarla), "No hay ventajas" (una donde la guitarra de Daniel se luce) y la seudo punketa "Brisa en mi cara" merecen el flúor del destaque gozoso. ¿Regalitos? Pues claro: nos dejan las remezclas de "Me alejo", robotizada por Sokio (otra seña de hermandad), y la de "Muérdeme" según Freddy Musri, en plan microhouse con risita sugerente, ferozmente sexona. El CD incluye también un par de videos para el track inicial y para "Voy a ti..." Mención aparte a los locos sarpullidos negros del artwork, primitos de los que Cabaretta puso en su disco, contemporáneo del ya referido.

13 septiembre, 2009

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: papeleta ácida a partir de una canción de Américo que me tiene hasta la coronilla

que levante la mano el que no desconfía de los tópicos románticos
que levante la mano el que adora la congestión en el metro
que levante la mano el que cree todavía en santa claus
que levante la mano el que cree que los gays son malditos
que levante la mano el que cree que hitler está en marte
que levante la mano el que cree que elvis está en marte
que levante la mano el que cree que lennon está en saturno
que levante la mano el que cree que maradona es un santo
que levante la mano el que ama a pamela díaz
que levante la mano el que idolatra a adriana barrientos
que levante la mano el que desea quemar el libro de cartas entre la mistral y doris dana
que levante la mano el que piensa que rocío marengo es un aporte
que levante la mano el que piensa que patana es lesbiana
que levante la mano el que piensa que cote colucci va a ganar el nobel de ciencia
que levante la mano el que cree que éric va a ganar un grammy
que levante la mano el que cree que joyce castiblanco escribió finnegans wake
que levante la mano el que dice que dollpain no merece otra portada en paula
que levante la mano el que piensa que blank no fue una gran revista
que levante la mano el que señala que bonvallet sí acosó a la sra. santibáñez
que levante la mano el que cree que la nación domingo no es un aporte
que levante la mano el que dice que pato cuevas no sabe de música
que levante la mano el que dice que il divo son la mejor banda del planeta
que levante la mano el que prefiere el reggaetón por sobre la idm
que levante la mano el que dice que daniela castillo no es sexy
que levante el dedo el que todavía no capta que esa canción de américo
me parece algo insoportable
algo
popu
lis
ta.

10 septiembre, 2009

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: los primeros pasitos de Saiko

Tremendamente siginficativo es notar que han pasado 10 años, nada menos, de que comenzara a forjarse el historial de Saiko. Luciano Rojas y Coti Aboitiz, por entonces rebotados de La Ley, se pasaron un tiempo ensayando ideas, hasta dar con la creación de un núcleo que sería reforzado por Iván Delgado. Consiguieron vocalista vía un casting, y allí la señorita Denisse Malebrán se destacó, conviertiéndose en el elemento femenino y sensual que habría de atrapar al oyente de turno. Alcanzaron a cortar su parte del pastel en la era fructífera de los sellos grandes: el presupuesto les permitió masterizar su debut en Los Angeles, California, y en Colonia, Alemania. Se les veía entonces como la respuesta chilena a Garbage, teniendo en cuenta la querencia por las guitarras ruidosas procesadas con ordenadores y teclados... pero si hemos de poner la balanza en el costado justo, Denisse siempre ha sido mejor cantante que la pálida Shirley Manson. Sí pues. Para recordar con placer ese período inicial, nada mejor que acudir a TODO SAIKO (Virgin/EMI, 2003), recopilación editada como cierre del vínculo multinacional, que también coincide con la escisión de la formación establecida, quiebre previo a cuando Luciano y Denisse componen el material que dará vida a LAS HORAS (2004), la obra maestra de Saiko. Como resumen de INFORME_SAIKO (1999) y CAMPOS FINITOS (2002), este TODO... resulta una delicia: evocar las sensaciones de pillar por primera vez "La fábula", "Cuando miro en tus ojos" o "Happy hour" (ah, Denissita con plumas de vedette en el clip...), no tiene comparación; lo mismo volver a los versos acerados de "Limito con el sol" y "Azar", a la belleza de "Mi felicidad", o a la sensualidad oscura a ultranza de "Express" y "Emboscados". Los bocadillos adicionales en este disco: la toma sinfónica de "Cuando miro..." (del show colectivo Urban Symphony, realizado el 2002 en Teatro Novedades), remezclas para "La fábula" y "Azar", y "Veneno", inédita que en su trama electro-noise pop se desliza un poco intrincada. En 10 años, Saiko han entregado suficientes alegrías, y en la etapa actual con Marcela Thais al micrófono pretenden seguir llevando su bandera a tope. Ya se vio y se oyó que el nuevo amanecer de VOLAR (2007) goza de noble salud, así que no hay drama.

08 septiembre, 2009

PAPELERÍA (o poesía): Páginas de la vida y de la muerte

El cuaderno que usted tiene en sus manos
fue mojado por la última lluvia
zamarreado por un perro
usado como posavaso en una fuente de soda.

El cuaderno que usted revisa con desesperación
habla tanto o más de la vida y la muerte
sin dedicar una sola palabra
directamente a ellas.

El cuaderno que usted guarda en tal cajón
era de una persona como usted
si es que usted se da cuenta
de cómo va por estos caminos.

El cuaderno que usted olvida en el patio
no sé por qué lo olvida en el patio
a menos que ese patio
esté fuera de este mundo.

El cuaderno que usted bota al vertedero
(puede recordarlo al fin)
era de un niño perdido en su alegría
era suyo y por eso rompe a llorar.

¿QUÉ ONDI?

Tal pregunta no la hago serenamente. Lo que pasa es que, revisando el estado de este blog, encontré un posteo lleno de links a una página en italiano de una imprenta. Qué lesera más rara. Si yo no le doy a nadie mis coordenadas para intervenir esto. Yo soy el único que lleva a cabo la labor, por placer y por la pasión que me mueve a escribir de lo que sea, de colocar cada posteo aquí, desde abril 2005. Es tan raro como cuando, y eso lo destaqué en su momento, el web site del programa radial PERDIDOS EN EL ESPACIO quedó deshabilitado. Espero que no sea una mala treta de alguien que me quiere cagar. Por lo menos, el resto de mis textos no ha sido alterado. Hasta el día de hoy.

07 septiembre, 2009

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: Lucybell y su sextina primitiva

A estas alturas no se puede ignorar la contundencia que Lucybell ha alcanzado como banda referencial, partiendo de echar un vistazo a cómo han sobrevivido a la estrategia pretenciosa de EMI por introducir nuevos artistas, en 1995 (hubo quienes no siguieron, y otros tomaron otro camino); cómo han sorteado el trecho del cambio de integrantes; cómo han sido populares y radiables, sin facturar líricas facilongas; cómo han avanzado sin dejar de sernos familiares. No desconozco que hay algunos que admiraron a Lucybell en la jugada inicial, la de PECES (1995), VIAJAR (1996) y LUCYBELL -ÁLBUM ROJO- (1998), y ya no perciben el ardor aquél. En cambio, los más jóvenes, gracias al registro en vivo SESIÓN FUTURA (2001) o a LÚMINA (2004, el último largo con Francisco González en la batería), se han sumado con entusiasmo a mirar los destellos lucybélicos, manteniendo una atención que en los shows se nota. Al día de hoy, Claudio Valenzuela, Eduardo Caces y Cote Foncea, yendo y viniendo de su residencia actual en México, continúan sacándole músculo y emoción a sus correrías. Las últimas en formato de estudio, tras COMIENDO FUEGO (2006) y el compilado AQUÍ Y AHORA (LO MEJOR DE LUCYBELL) (2007), discos que cerraron su vínculo con Warner, fueron las de PRIMITIVO (Escarabajo, 2007): un mini álbum de 6 temas, que no por ser corto va a parecer un mero tentempié para que los fans no se duerman. Al contrario: tiene entidad y actitud. Para el deleite intenso, baste con subrayar el relato de amantes en quiebre de "Cometas", el Himno Nacional de Chile en reescritura post-punk que es "Sur" y el hilo dub rock de "Líquidos santos", lo mejor de la sextina, impagable por el bajo de Caces y eso de Perder la confusión/lo llamo revolución que Valenzuela guturaliza. Además aplican la hipnosis balsámica , presente en "Divina guía", tal como en otros bellos tiempos. Para más remate, el artwork del disco, gentileza de Carolina Escobar, con sus cruces, alambradas y seres oscuros, le hace elegante compañía.

05 septiembre, 2009

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: Congelador, sobrevivientes para bien o para mal

Ahora que en la música chilena ya hay un panorama de artistas "independientes" más desarrollado, y que ha sido reconocido por ciertos críticos (pienso en David Ponce, por ejemplo), toca referirme a una banda que, a fines de los locos y nihilistas años noventa (¿o te parecen poco la postura de Kurt Cobain, las letras de Radiohead y el no estoy ni ahí del Chino Ríos?), se la jugó por elaborar su sonido desde la autogestión. Congelador fue concebido por los hermanos Santis (Rodrigo y Jorge) y Walter Roblero como, en un primer momento, una célula anclada en ese post rock a fuego lento, patentado por aquellos muchachos de Glasgow llamados Mogwai, y que hasta el día de hoy inspira a muchas otras formaciones, corriendo siempre el riesgo de gastarse y/o aburrir al no habituado. De esa vertiente congeladora, ICEBERG (Quemasucabeza, 2001) asomaba con 11 cortes grabados durante noviembre 2000. Como ejercicio de estilo no falla, al menos para quienes, allí me incluyo, no van a cansarse de la pátina postrockera; pienso en la partida etérea de "Glaciar", el extenso desarrollo del tema titular, la tensión percutiva en corto de "Geometría" y el magma ruidista presente en "(S)alud" como momentos conmovedores.

Más adelante, Congelador se reencaminó hacia un indie rock con letras, vertiente presente en CUATRO (2002), álbum que tuvo distribución en España vía Astro Discos, y donde aparecían como invitados Joe Costa y Rosario Bléfari; ya acordarse de aquel "Volar con Dios" vale la pena. En 2006 intentaron disolverse, tras dejar en punto muerto las sesiones de Cordillera, producción de la cual no se mostró nada, excepto "Comenzar de cero", canción rastreable en el sampler PANORAMA NEUTRAL (2005). El parelé duró hasta mediados del año pasado, y este nuevo comienzo llegó de la mano del, ahora sí, quinto disco del grupo: ABRIGO (Quemasucabeza, 2008), disponible como descarga gratuita en la web, y que tiene el plus de incorporar a Gepe como miembro, dándole a la batería igual que en los tiempos de Taller Dejao. En sólo 6 tracks pillamos una síntesis estupenda de todo eso que suele prefijarse como "indie" o "post". Lo detallo con manzanitas, o lo intento: el indie rock galopante ("Abrigo"), el pop bello y diáfano ("Pasajero"), el postismo tenso que admite una voz llegando placé (los doce minutos de "Suelo"), el folk espectral ("Bose", con el propio Gepe activando su garganta), el post hardcore breve que mira un poco a Steve Albini y a los Manta Ray terminales ("Tonificador", mi favorita), y una última pasada por el post rock con suplemento inicial de aislacionismo ("Normandía"), suman como ingredientes para una producción de factura sólida. Lo que estos próceres del indie nacional tenían que salvar, que no es poco.

04 septiembre, 2009

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: evidencias eléctricas

SERGIO LAGOS
Sala SCD, Barrio Bellavista
jueves 3 de septiembre

El multifacético personaje que desde mediados de los noventa ha dejado su huella, guste o no guste, tuvo otra oportunidad para exhibir su costado de intérprete eléctrico. Apoyado por una banda que incluía a dos miembros de Javiera y Los Imposibles, Cristián López y Marcelo Filippi, más un bajista, un jovencísimo intérprete de la armónica y el guitarrista Bernie, hombre dedicado al blues, oriundo de Louisiana, quien ya ha echado raíces en estas tierras. La cosa iba por los terrenos del rock n´ roll más sucio e intenso, por lo menos en el comienzo: allí estaban la aullante "Zurcirás", "33", la inédita "Peligroso", "Es pop" (que, a mi juicio, contiene una de las mejores sentencias cantadas por Lagos: Las canciones del verano/Nunca fueron para mí) y "Tú que". Hacia el ecuador, hubo matices riquísimos: la cocción a fuego lento de "Santiago", el country rock desértico de "Hojas de miel" (con cita a John Lennon casi al final) y esa viñeta familiar llamada "Rosa". Luego retomó la pista subida de ritmo al galope de "Sexy" y "Todo todo" (acá se equivocó en la letra de la segunda estrofa), invitó a Yogui Alvarado (Emociones Clandestinas) para deconstruir "Telephone" llevándola a un lugar entre el pánico y la risa (los gemidos de Yogui, tirado en el suelo, eran perturbadores) y, tal cual sucedía en SOLO (2007), cerró su docena salvaje con "Puedes decirme". Power? Evidentemente, no le falta. Tras abandonar triunfalmente el plató, Sergio dejó que se instalaran, como sorpresa, Inestable, para entretener a los que eligieron quedarse. Yo elegí pasar al camarín, compartiendo al calor de un cortito amable.

02 septiembre, 2009

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: el poderío de Eva (en el paraíso electro-fashion pop)

Hace poco le comentaba a alguien sobre el poderío que Lourdes Díaz, más conocida como Eva, tiene bien desarrollado. Desde 2003, ella se ha echado la misión de crear, algo que no ha pasado desapercibido en el último tiempo, ya que en 2008 defendió su proyecto sonoro durante Garage Music (fue finalista del primer mes), además de presentarse en la discoteque Blondie (para una de las fiestas Disco 2000). Otro espaldarazo se lo dio el programa Sin Capital, ya exhibido por 13C, usando un tema suyo como cortina central. Y si pretendo averiguar qué manzana muerde Eva, sólo tengo que poner en el reproductor su debut oficial, CÁLIZ (2009, autoedición). Allí, 12 mordiscos que dan cuenta de un electropop con acabados entre la finura robótica, el intelligent techno más sabroso y el trip hop teatral, y que suma ocasionales arreglos sinfónicos y tangueros. Un esfuerzo coproducido por la propia Eva y por Rodrigo Castro (Marciano, Tec, Andesground), hombre que también es coautor de varios temas; en los tracks anglófonos se agrega Patrick Darvasi como letrista. Y si la presencia de aquel partner de Sergio Lagos causa interés, lo mismo se puede decir de Carlos Cabezas, quien masterizó el disco en Estudios Cable Santo. Al escuchar lo que Eva propone, una idea clara me ronda: ella luce como toda una discípula de la Nicole más sensual (ojo, que también la nombra en los agradecimientos), ya que para la cercanía más melancólica es Valeria Luna (Lomofilia) quien le debe. Su boca expresa afirmaciones e inquietudes sobre el amor, la vida misma con sus karmas y hasta la injusticia social, dándole cancha al regusto poético. Incluso cuando parece pretenciosa, como ocurre en "Dame un lugar" (que lleva coro infantil) o en "Trabajando en el sol" (de un dramatismo cercano a la Björk de "Jóga"), Eva alcanza la plenitud. Y si se precisa confiar en "Sub zero", "Fue la luna", "Sin mirar atrás" (con la guitarra oportuna de Víctor Hugo Padilla, su esposo), "Safari", "Come light me" y "La vida es juego" (ramalazo entre Goldfrapp y Depeche Mode), además del single "Energía" que le está promocionando últimamente Ponk, el netlabel de su amigo Sokio (todo un rompepistas tarareable, que en el loop final -enganche para "Come light me"- me recuerda el "Teletrak" de Plan V), y de la también gancherísima "Súper sexy", CÁLIZ puede ser visto como un álbum estimulante, propositivo, con poderío. Ella camina con seguridad por el paraíso electro-fashion pop, y hay que seguirla.

01 septiembre, 2009

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: Los Picantes, la lengua popular chilensis

Todo comenzó con un demo que Claudio Prado grabó, en plan broma, mientras producía un disco de Douglas: era un vals peruano despechado, con su buena dosis de palabrotas. Prado se lo mostró al intérprete de "Enamorados", quien se murió de la pura vergüenza. Luego, esa grabación se filtró en la web, y los que la escucharon se cabeceaban pensando quiénes eran los que cantaban eso; ya que lo encontraban muy picante, terminaron por bautizarlos espontáneamente como Los Picantes. Tanto el Rumpi como Eduardo Bonvallet incluyeron "Falso amor" en sus espacios radiales, tocándola casi a diario. A fin de cuentas, tal difusión causó que Los Picantes aparecieran con un primer álbum, SIN PELOS EN LA LENGUA (Rever/Leader Music, 2003), que francamente es lo mejor que han grabado. Luego vinieron DOS CARAS DE LA MONEDA (2004) y un disco enfocado en la cueca, tras lo cual se generaron disputas muy agrias entre Prado y Rodrigo Anglés por los derechos sobre el nombre de la banda, que terminaron con Anglés como único líder actual; ya sin Prado, EVOLUCHON (2008) fue su más reciente producción.

Volviendo a SIN PELOS..., el álbum que vine a revisar, es un compendio de canciones que pueden provocar carcajadas intensas hasta en el menos dado a la risa chucheta, y reclaman su derecho a ser rememoradas. Por ejemplo, están la ya citada "Falso amor" sobre un affaire poblacional que se trunca al meterse un tal Evaristo Moya (y que acaba a cuchillazos), "La horita de colación" y sus alusiones a los hábitos lujuriosos de mediodía entre oficinistas, la historia del "Papito corazón" que deja 100 bebés sin reconocer, el testimonio de maltrato en "Hueona una vez" (Prado haciéndolas de Gloria Gaynor, oh), "El golazo" que una chola le encaja a un pobre diablo, "La trepadora" (cuyo afán por ascender a punta de ofrecer su piel es irritante), el tango "Che tu madre" (lo de la tal Mafalda gritando en cada polvo me recuerda la peli ADICTOS AL AMOR), "La tortillera" (o cómo tropezar dos veces con la misma piedra invertida), "Mostazeros" (sic, no hace falta explicar) y "El catrasca", entre todo el cancionero picante. Casi al terminar vienen tres cuecas: una donde Claudio Prado enseña a bailar tal ritmo criollo, otra dedicada a Yerko Puchento (ese personaje farandulero que interpretaba Daniel Alcaíno en espacios de Canal 13), y una tercera sobre una vieja que también gusta de los chismes. El cierre definitivo llega con la versión discotequera de "Falso amor", la cual le guiña los dos ojos al "¿Qué pachó?" de González y Los Asistentes. Mención aparte para las imágenes de portada y contraportada: en una, aparece una lengua, y a un costado la típica letra A que la ANATEL usa para tipificar programas de contenido adulto, pero que aquí significa a la mierda; en la otra, un hombre, supongo que Prado, tiene su cara tapada por una hoja de diario donde sale, y eso deja en evidencia la época en que se hizo el disco, un aviso de Protagonistas de la Fama. Allí tienen buen ají para su picante.