29 agosto, 2005

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: panóptico después de una dura lluvia

El fin de semana trajo una arremetida de agua temible, aunque no mayor a instantes como el aluvión del 93. Vimos la destrucción en sectores de La Reina, Peñalolén y las casas despedazadas en la población Juan Pablo II, el lugar más afectado, al cual está llegando la ayuda de la Cruz Roja. Incluso en Lo Barnechea cayó nieve pasadas las ocho de la noche.

Mientras pasaba todo eso, hice mi reserva espiritual, terminé de leer FORREST GUMP (que se convertiría en ese tremendo film donde actúa Tom Hanks), vi el comienzo de la liga estelar de fútbol que es la española (me sentí transportado a diez años atrás, ya que en Mega relató dos partidos Juan Manuel Ramírez, ya estaba bueno que volviera), caminé por la imperdible San Diego husmeando páginas en cada rincón, y vi, siempre con la boca llena de risa, CAIGA QUIEN CAIGA, y valga la pena anotar lo que dijo Nicolás Larraín a propósito de las lluvias: siempre se habla de lo que llovería en un año normal, pero ¿qué es un año normal? A mí, esto último lo añado yo, lo normal me sabe a plano, fome, sin variaciones. Cómo no voy a saberlo...

25 agosto, 2005

PAPELERÍA (o poesía): Soneto en borrador

La conciencia de tus vestidos simples
es lo que veo a diario, lo que toco
sin buscar, y quedo fuera de foco
por pronunciarte en claridad. Sí, simple

habitación ocupas, no se sabe
cuál es tu hacer: mejor que dé lo mismo
mientras sea sincero tu cataclismo
de dar dulces objetos, pues ya sabe

el viento escurridizo que lo atrapas
jugando a ser más frágil como vidrio
y sólida en la calle; no te miro

como accidente vano, eres sólo
la inocencia renovando su cuerpo
a cada abrazo entero o más que entero.

Para Carolina, única flor

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: la fuerza de los hermanos Gallagher

Las primeras señales que percibí de la banda inglesa Oasis se remontan a dos momentos: 1) vi un pedazo de la entrega de los Brit Awards, que La Red había transmitido, con el Rafa Araneda en un estudio; la banda de los hermanos Gallagher estaba nominada; 2) tiempo después escuché, sin saber que el tema era de ellos, "Supersonic", en la antigua Radio Concierto (cuando su dial era el 98.5).

Menciono lo anterior porque Oasis merece escucharse siempre, y ya van más de 10 años de su irrupción potente, archidifundida a mucha honra. Una de las bandas emblemáticas del tan mentado brit pop partió publicando DEFINITELY MAYBE en 1994, que en 2004 fue reeditado en un DVD, el cual, aparte de los videos para cada single, incluía versiones en vivo del repertorio restante.

Pero el álbum al que deseo referirme un poco es el segundo, (WHAT´S THE HISTORY) MORNING GLORY? (Creation/Sony, 1995). No se puede desconcer el arrastre de sus singles, "Roll with it", "Wonderwall", "Don´t look back in anger", "Champagne supernova" y "Some might say", cada cual con sus virtudes. La fuerza demostrada por Noel y Liam Gallagher, unida con sus guiños a los Beatles y una dosis necesaria de soberbia (bien entendida), hace que uno ame de veras este disco, desde que parte con "Hello" (vaya pleonasmo, eso sí no es cualquiera), hasta ese himno cúlmine que es "Champagne..." (la pregunta de Liam, ¿dónde estabas tú mientras subíamos? retumba como pocas). Y la forma en que se unen las canciones, con un vértigo unitario que no admite dudas, deja que uno se vuele, mal que mal los verdaderos vuelos son musicales.

22 agosto, 2005

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: el talento también se mide en grados Fahrenheit

A la cantautora norteamericana Suzanne Vega se la conoce por estos lares, más que nada, por la canción "Luka", incluida en su segundo álbum, SOLITUDE STANDING (1987), tan exitosa que tuvo una versión en español. Pero por considerar un solo momento de su obra (y suele suceder con otros artistas), se ignoran los demás, y por eso mismo quiero hablar un poco de un disco que me parece muy digno de oír: 99.9 Fº (A&M/Polygram, 1992). Allí Suzanne (sindicada como la versión femenina de Leonard Cohen), sin dejar de lado su enfoque folk-pop, urde una serie de canciones que muestran sonoridades diversas. Desconcierta y encanta a la vez recibir los sones bizarros de "Blood makes noise" y la choreza de "Fat man & dancing girl", temas que coquetean un poco con la electrónica. Es curioso también atender a lo que dice ella en "Rock in this pocket (song of David)", como si se subiera a la micro a ofrecer algo, y sin la intención de molestar: Excuse me/If I may/Turn your attention/My way. En el fondo el viaje no es molesto, y más si el pop contundente de "In Liverpool", retrato de una ciudad cualquiera donde cabe la presencia de un loco suicida que se va a tirar down from the top of the tower, y en el cual quien canta se debe reconocer un poco, está allí. No hay que olvidarse tampoco de cómo Suzanne aborda ciertos asuntos graves, como el SIDA en ese testimonio desgarrador de un niño a su madre que es "Bad wisdom" (Just like a woman who walks on the street/I will pay for my life with my body), o la tierna y lésbica "As girls go", o la acústica "Song of sand", que pregunta si la guerra podría ser un juego que tanto un hombre como un niño pensaran en ganar; eso suena como un eco de la Guerra del Golfo, su Tormenta del Desierto y toda esa pólvora que no deja de derramarse. Ni hablar del cachondo tema que da título al disco. Y la presentación de las letras en la carátula, que debe ser una de las mejores que he visto. Si los Beatles cantaban en "Hey bulldog" que some kind of happiness is measured out in miles (cierto tipo de felicidad se mide en millas) , aquí el talento se mide en grados Fahrenheit, los mismos 99.9 de Suzanne Vega. Altísimo...

16 agosto, 2005

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: paraguas

Hoy tengo de veras algo en común con la Maga de Cortázar: mi paraguas se hizo pedazos en cuanto a las varillas que lo sostienen. Un problemilla menor comparado con lo que le pasó a una señora, que se le salió un diente mientras se cepillaba el resto.

CAJA MALDITA: highlights treintones

Ya pasó una semana y algo de que terminara LOS TREINTA, teleserie nocturna y/o adulta emitida por TVN, la cual tuvo una sintonía alta, pero no sólo eso, sino que mostró distintas situaciones propias de la vida agitada actual. Cualquiera también reprocharía que todos los personajes se desenvolvían en el segmento de clase alta, o que esta historia tuviera el típico barniz de realismo impuro, pero no vale la pena exigirle tanto a una teleserie cualquiera, salvo otras cosas. Prometí antes hacer un apunte de escenas que me llamaron la atención o me gustaron; hablo por mi instinto de espectador si lo dejamos así. Aquí van mis favoritas:

-Diana (Alejandra Fosalba) le tira a Fernando (Francisco Melo) sus cosas por la ventana, ya que lo descubrió por una llamada a su celular intimando con otra mujer. Entre ese arsenal, junto con vinilos y ropas, hay una reproducción del cuadro "El origen del mundo", de Gustave Courbet. Qué mejor objeto para un hombre promiscuo que esa joyita, aunque él no era muy adepto al arte.

-Simona (Luz Valdivieso) y Paulo (Álvaro Espinoza), ya separados, dialogan sobre lo que les gusta, mientras escuchan jazz, John Coltrane para ser más preciso. Él dice: Uno se acuerda de tanta huevada, y se le olvida lo que más le gusta...

-Fernando está con Thelma (Katyna Huberman), y ella le dice que conoce muy bien sus técnicas de seducción: una de esas sería contar chistes muy fomes, terriblemente fomes, pero de los que se ríe sólo por compasión.

-En un parque conversan Leticia (Sigrid Alegría) y Benito (Juan José Gurruchaga). Ella le habla del escaso cariño que su marido Adriano (Andrés Velasco) le da, y de pronto ella besa a su amigo, que es gay. Más adelante Leta confiesa que si deseara engañar a Adriano, lo haría con el chef, si no fuera por... La colorina pasó de insatisfecha a alcohólica insoportable, después.

-Durante la teleserie, algunos personajes se visten como sus ídolos musicales (Robert Palmer, Rafaella Carrá, James Brown), pero quizás lo mejor en ese ítem corre por cuenta de Bárbara (Claudia Pérez), que en un capítulo se mueve a lo Madonna, con "Material girl".

-Ratzenberg (Erto Pantoja) fue un personaje secundario muy divertido, y durante su paso por LOS TREINTA hizo cosas como decirle, de una y sin rodeos, a Thelma, que deseaba tener sexo con ella. La amiga de Diana quedó sorprendida con la propuesta del pintor alemán.

-Simona y Paulo van con sus respectivos abogados, Bárbara y Adriano, a discutir la tuición de su hijo Nico. La misma Bárbara, al no estar de acuerdo con lo propuesto por el esposo de Leticia, pregunta: ¿Acaso ustedes son hueones? Una puteada es necesaria, pero cuando se buscan acuerdos legales...

-La dura verdad: Thelma le confiesa a su amiga, quien la vio tirando con Fernando, que lo hacían hace 5 años. A Diana le dio lo mismo el perdóname, negra, del personaje de Katyna, y le da un puñetazo en la nariz, quedando Thelma con ella parchada. Y con culpa. Y pidiéndole a Fernando que la dejara sola.

-La última escena: Simona, Paulo y su hijo Nico se quedan en casa de la primera, ya reconciliados; el hogar de él fue incendiado por Bruno (Pablo Cerda), el ex amante desquiciado de Simona. Al final sólo queda partir de cero nuevamente. El arrojo vital, que le dicen.

08 agosto, 2005

PAPELERÍA (o poesía): Ne me quitte pas

para Carolina Castro-Zamorano

Pronto veré esta ventana mancharse
no con pelusas ni con rastros de crema para el almuerzo; sólo
serán indicios de otros soles débiles.
La seguridad ya agoniza, hace que mis manos luzcan
como láminas en franca palidez. Y es cierto
que voy mordiéndomelas,
cortando esa fuerza de voluntad llevada en otros años.
Esto de arrastrar urde una línea que me recuerda la ropa sucia
que dejas en tus merodeos
indecibles por no decir otra cosa.
Desde ahora y hasta un cuándo borroso
me creeré ánima encarnada tocando el suelo cercano al estanque
y ese mármol frente al televisor
y la cuchillería brasileña que llegó hace años
mientras los dedos se duermen
endiablados no más
siguiendo el gemir múltiple
por corrientes de luz, bajo esa influencia tuya que crece
por no ceñirme tanto a tu abandono.

05 agosto, 2005

CAJA MALDITA: La Tumba Abierta de Vicente Huidobro

Las últimas dos semanas, Televisión Nacional ha emitido, en dos partes, el documental LA TUMBA ABIERTA DE VICENTE HUIDOBRO, que me pareció muy llamativo, no sólo porque aborda la vida y obra del hombre que creó ALTAZOR, sino por su puesta en escena y la rigurosidad que, desde el comienzo, mostró. Había entrevistas a parientes del poeta, a una bibliotecóloga que tuvo acceso a material relacionado con el personaje, y a gente como Diego Maquieira, Andreas Bodenhöfer Gonzalo Henríquez. Este trabajo estuvo lleno de matices, de montajes visuales, y sin duda fue un acierto del canal emitirlo, y ojalá haya servido para que los que no conocían tanto a Huidobro se empiecen a acercar, pues no se puede todo el rato saturar con Neruda.