02 junio, 2015

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: Blatter renuncia a la FIFA

Nuevamente el mundo entero dirige su mirada a los dirigentes del fútbol involucrados en escándalos de corrupción. Se genera en más de una persona una mezcla espesa de pena y rabia al tener que aceptar que el deporte más lindo del planeta (si alguien me dice que es el tenis, el básquetbol o la esgrima, está en su derecho de pensar eso, pero aquí estamos para caminar con la gente de a pie que piensa en un simple balón, aunque esté hecho de calcetas con papas) está rodeado de cosas espantosas, entre ellas la permanencia de dirigentes que se llenan los bolsillos a costa de la pasión pelotera, gente que está metida hasta las cachas en temas de sobornos y tratos oscuros, gente a la que la justicia corriente no puede investigar porque los caballeros son "intocables". Joseph Blatter, quien ha sido durante los últimos años el presidente de la FIFA, máximo organismo que rige al fútbol en el planeta, había ganado la reelección el viernes pasado. Sin embargo, vistos los cuestionamientos que se han hecho de su figura, hoy ha decidido tomar la decisión de renunciar a su cargo. Blatter se da cuenta que hay sectores que no le compran, y que este organismo necesita una reestructuración. No sé si llorar o reírme, pero debo destacar una frase que el personaje en cuestión dijo:

La FIFA ha sido mi vida... Para mí lo importante es la FIFA y el fútbol en todo el mundo.

¿Le creen? Yo no me trago esa parada romántica de amor al deporte y a su trabajo. Lo que de verdad ama Joseph Blatter es la plata, pero la plata cochina, la plata que sale de chanchullos, tal como lo debió haber aprendido de su predecesor, el miserable Joao Havelange. Su cara de palo no merece mayor explicación. La FIFA (según un meme excepcional que pillé: la Federación Internacional de Fútbol Arreglado) es una mafia repugnante que castiga a un jugador como Luis Suárez por lo del mordisco en el Mundial del año pasado, pero igual hace chanchadas peores. Es como el diablo vendiendo cruces. Lamentablemente esta ola de corrupción no es ajena a nosotros, ya que Sergio Jadue, actual Presidente de la ANFP, está siendo investigado por aceptar sobornos relacionados a los derechos de televisación de las últimas versiones de la Copa América. Ojalá Jadue tome el mismo camino de Blatter. No puede ser que justo cuando falta una semana para que empiece la Copa América el actual timonel de la ANFP no tenga la dignidad de dejar su lugar para que llegue un interino a hacerse cargo de las cosas en Quilín. Algunos como Carlos Heller y Aníbal Mosa, directivos de Universidad de Chile y Colo Colo respectivamente, ya han pedido que se tomen cartas en el asunto, golpes en la mesa necesarios como los que más. No debería el hincha que espera ver a la Roja quedándose con la Copa en casita ver alterado su ánimo por estos atados, pero de todos modos duele. Duele. Blatter se tendrá que podrir, igual que Havelange, igual que Nicolás Leoz, igual que Grondona (que en paz nunca descanse), igual que Dragicevic, igual que Vergara (ese hipopótamo maricón que mandó matar a Bonvallet). Chile se merece una alegría en la cancha, aunque sea con un Sampaoli limítrofe y con cara de extraterrestre, como decía el propio Gurú en la horita de colación por Radio La Clave.

No hay comentarios: