29 noviembre, 2005

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: el nuevo orden, siempre vigente

En un número de la imperdible revista española Rockdelux, correspondiente a mayo del presente (esta publicación llega con 6 meses de retraso acá, pero no importa ya que siempre uno se queda pegado revisándola), aparece una nota a la banda inglesa New Order, que este año volvió a dar señales de vitalidad al editar WAITING FOR THE SIRENS´CALL. El séquito encabezado por Bernard Sumner (voz, guitarra) y Peter Hook (bajo) es lo que podríamos llamar el primer puente sólido entre el pop rock y la electrónica a partir de la década 80. Todo partió después de lamentar la muerte de Ian Curtis, voz de Joy Division, el grupo post punk que integraban ellos y que también tiene su valor en la historia.

Lo más necesario para acercarse a New Order es revisar su producción primera, y de eso está hecho el compilatorio SUBSTANCE (Factory/Qwest/Warner, 1987). Se escuchan allí cosas como "Ceremony", tema de MOVEMENT (1981), donde todavía el halalí de Joy Division los marcaba, cosa que en POWER, CORRUPTION AND LIES (1983) se empieza a enriquecer más; justo en el álbum ya mencionado está el clásico de clásicos "Blue Monday" (y da la impresión que "Everything´s gone green" fuera un borrador de ella, si la atendemos bien). Por ahí "Temptation", "Perfect kiss", "Subculture" y la otra canción imperdible de veras, "Bizarre love triangle", mantienen la tensión rítmica y consistente: se oiga o se baile, es algo tremendo. O sea, el nuevo orden está siempre vigente y enriquecido.

24 noviembre, 2005

PAPELERÍA (o poesía): Tecito sentimental

Té con limón a la luz de los tubos
es lo que bebemos juntos ahora
quizás lo último antes de decidir
si estos días siguen a nuestra piel
o si pasarán de largo dando vueltas
en zig zag o en carambola
eso sí un poco de miel
no basta* para que en realidad
pretendamos hacer de este cuarto un foco claro
y así desvestir nuestras vanidades
que no tienen nada que ver con joyas ni con corbatas italianas.

Más tarde no sonó un violín sino
un tubo que se fundió y ya no había palabras sobre nosotros
y ni te pude reconocer
mientras la sirena de los bomberos sonaba y sonaba.

*Soda Stereo, "Té para tres"

18 noviembre, 2005

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: ánimos eleccionarios

Falta cada vez menos para las elecciones presidenciales y parlamentarias de diciembre. Los últimos acontecimientos al respecto nos hablan de una encuesta que muestra a Michelle Bachelet liderando, como hace mucho tiempo, pero con un porcentaje menor al 40%; sus rivales derechistas, Sebastián Piñera y Joaquín Lavín la siguen con más del 20%, y con 1 punto porcentual de distancia entre ellos; el cuarto candidato es Tomás Hirsch, quien no suele pasar del 5% en las mediciones previas. Preocupa que la señora Bachelet baje, ya que eso le abre el apetito de segunda vuelta al resto, y la distancia no sería tan abismal.

Y justo ayer se realizó el último debate entre los cuatro, que mucha gente no vio, hastiada del formato, de las promesas, de los planes hermoseados por la labia de cada uno y por esa gesticulación burda y arquetípica. Por mi parte vi sólo la parte en que preguntaron a los candidatos por el matrimonio homosexual, y mejor no anoto lo expresado... A estas instancias hay que hacerles una reforma para que no sean lo mismo estos supuestos debates; eso decían, cada uno a su manera, Ricardo Israel ayer, y Eduardo Bonvallet a pricipios de semana, en el canal TVO.

Por último, pienso si en algún momento decidiré votar nulo. No es todavía el caso, pero depende de que pensemos en la persona a elegir, no en los partidos, que son instituciones cuestionables.

08 noviembre, 2005

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: no hay visita al dentista, por ahora

Mientras la tele informaba sobre la detención de ese cerdo constitucional que es Fujimori, Me fui al consultorio para encontrarme con el dentista, ya que el carnet lo decía. No se llevó a cabo mi sesión, ya que la semana pasada se robaron por segunda vez (!) las cañerías de los pabellones donde trabajan los doctores, incluído quien me atiende desde el año anterior. Si no pasa algo peor, el jueves de la próxima semana podré mostrarle mis dientes al doctor O´Ryan. Cuido mi dentadura con cierta preocupación, ya que a los 9 años me caí y el empezar de cero en eso fue tremendo.

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: un tributo a José José

Los álbumes que tributan el hacer o las interpretaciones de algún músico o de una banda suelen ser ejercicios propensos a cierta disparidad, lo sabemos. Pienso esto pues he oído un disco que reúne a creadores en su mayoría mexicanos (salvo nuestro Beto Cuevas) en torno a las canciones que la voz de José José ha interpretado. El trabajo en cuestión, JOSÉ JOSÉ, UN TRIBUTO (RCA/BMG, 1998), contiene unos cuantos momentos gratos e intensos. Verbigracia, cuando La Lupita registra "Gavilán o paloma" (también en la voz de Pablo Abraira, cómo no), o lo delirante que son Molotov al reinventar "Payaso" (los intérpretes de "Puto" más tarde reincidieron en CON TODO RESPETO a la hora de reversionar, je). La parte intensa del tributo se oye en Julieta Venegas y "El triste" (con la producción de Álvaro Henríquez, por esa época su esposo), igual cosa en Beto Cuevas, quien se manda "La nave del olvido" en clave trip hopLeonardo de Lozanne (Fobia) se luce con una sobria versión de "Si me dejas ahora", cuyo autor es otro monstruo: Camilo Sesto. Lo menos creíble corre por cuenta de Control Machete, cuya reversión de "Amnesia" no iguala ni por si acaso al original. Así son estos trabajos, pero lo mejor es disfrutar lo que hay, sin dejar entrar al engaño.

01 noviembre, 2005

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: en Bellavista

El viernes pasado, luego de acabar con mis labores de regado, partí hacia La Chascona, casa santiaguina de Pablo Neruda, con el fin de presenciar cómo Héctor Hernández Montecinos presentaba la selección parcial de su obra poética, PUTAMADRE. Uno de los presentadores, Arnaldo Donoso, no pudo asistir, pero una gran amiga de Héctor, Paula Ilabaca Núñez, leyó el texto correspondiente. Luego otra persona intervino con sus apuntes, y más tarde la lectura que no la hizo el autor, sino Nicolás Said, muchacho sureño que no llegó a leer los papeles de H.H. porque sí no más. Y eso que Hernández estaba presente. Dejó una vez más que otro voceara por su voz, como en una presentación anterior de diciembre 2003, donde varios vates colaboraron (por ejemplo, Damaris Calderón, Carmen Berenguer, entre otros). Cuando acabó la actividad misma, se sirvieron los vinos y otras cosas deliciosas. El tiempo se me pasó en hablar con Iván Aguilera, a quien no veía hace tiempo, lo mismo corre para la presencia de Enrique Winter (autor de ATAR LAS NAVES, cuyo epílogo lo escribió nada menos que Armando Uribe) y Marco Antonio Yupanqui. Por ahí pululaba también Elizabeth Neira, quien sólo vio mi presencia justo al marchar, siempre provista de su loca y grata actitud. El cielo se veía con el gris ganándole al azul a pesar de ser un good friday. Ya con el relojito pasando las 21, había que caminar por los boliches del barrio Bellavista, con sus supuestas ofertas de empanadas y cervezas. El grueso de los lugares estaba lleno, mientras Iván y yo lanzábamos nuestras obsesiones en forma de palabras sobre el cemento de Pío Nono. A Paula, completa en su cálida delgadez viva, le escuché de paso que una amigui le quiere hacer un documental; si es así, quiero estar presente para verlo... El pontón definitivo fue un restorán donde hay un árbol bajo techo, ahí nos quedamos, parados bajo la madera correspondiente. Lamenté no mostrarle a Iván mis papeles, como sí lo hizo él. Estas veladas le dan sabor al rico desfile. Ya tendremos otro para consignarlo.