16 enero, 2018

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: Antichrist v/s Pope (Un chiste ad hoc)

para Antonia Zegers

Yo tengo un amigo que me ama
que me ama
que me ama
yo tengo un amigo que me ama
su nombre es Tom Araya.

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: "Malopalagua"

Despachando directamente desde Neptuno con San Pablo, lejos de la locura por la visita del Papa Francisco, el único Papa que ha sido portada de la Rolling Stone, esa revista de música que a estas alturas del partido es un vehículo promocional corrupto cuyo dueño, Jann Wenner, fue desenmascarado en un libro; no dejo de pensar que Bono Vox le está pagando a él y a los que escriben allí para dejar a U2 arriba en las últimas listas de discos y canciones del año, porque en verdad hace rato que sus álbumes son malitos. Ya, mejor vamos a lo que vinimos. Caminaba hace un rato, y hay una botillería, cerrada en este mismo momento, que tiene uno de los nombres más graciosos de este país. Malopalagua se llama. Eso alude a ciertos personajes tan asiduos a consumir bebidas alcohólicas de distinta graduación, desde la cerveza lager más o menos fuerte (la Baltiloca o la Dorada tienen su público objetivo, aunque también sus detractores) y el vino en cartoné (que vista la calidad de la uva chilensis es tan competente como los Gran Reserva en botella) hasta la familia del whisky, el gin, el tequilazo, el amaretto, la manzanilla bajativa e incluso el amargo fernet para los que se las dan de argentinos, al punto que no son muy buenos para hidratarse con el vital elemento, ni desde la llave humilde del baño o el estanque de la cocina, ni desde una botella de mineral corriente o de la Evian más cara. A todos esos se les dice que son malos para el agua, sin especificar si se bañan o se lavan con cierta frecuencia, que allí entramos a hablar de otra cosa. Y esto es típico de nuestra tierra, donde la afición por el emborrache es evidente y grosera. Es rico beber alcohol, pero hay que dosificarse. Porque entrar en el universo de las clasificatorias del curao odioso, el curao marxista, el curao buenaonda, el curao homoerotizado (del que se dice que "se le moja la canoa", como en ese clásico de Los Embajadores Vallenatos) o el curao violador o golpeador de mujeres y niños puede hacer que la cabezota del redactor de turno quede más mareada que si uno se pone a tomar un botellón de absenta, el favorito de Rimbaud, Verlaine y Baudelaire. Sea como Jorge Teillier, tome vino cuando le ofrezcan vino, tome agua cuando le ofrezcan agua, tome Crush cuando haya siempre y cuando no le regalen una entrada para ver a Wisin, y vaya con cuidado en el nombre de su dios, el que elija, que aunque hable del Dios tradicional no pretendo imponérselo a nadie.

15 enero, 2018

LA OTRA VERSIÓN II: 25) Erasure/ "Voulez vous" (ABBA)

Tras CHORUS (Mute, 1991), la dupla de Andy Bell y Vince Clarke (antes en Depeche Mode y Yazoo; o sea, testigo directo de la evolución del synthpop) tuvo la idea de hacer un pequeño tributo a los suecos ABBA, cuarteto que le abrió el camino a otras formaciones de esa nación para mostrarse al mundo, fuesen tan pop como ellos, o más indie, o más metaleros, o más punketas (me alargaría mucho nombrándolos a todos). ABBA-esque (Mute, 1992) tenía cuatro covers, cinco en una edición especial, y tal vez el mejor de todos es el de "Voulez vous", donde la gran prestancia vocal de Bell y las bases de otro nivel servidas por su socio hacen la diferencia. Objetivo cumplido. Nota aparte: ¿les dije que MAMMA MIA!, el musical inspirado en tracas de ABBA, se hará en el Municipal de Las Condes durante abril, con Josefina Montané como protagonista?

LA OTRA VERSIÓN II: 24) Arctic Monkeys/ "You know I´m no good" (Amy Winehouse)


para Alejandra Valle y Nikol Slow

La explosión comercial de Amy y de los Monos de Sheffield se generó el mismo año: 2006. el BACK TO BLACK (Island) de la una (su segundo elepé; FRANK (Island, 2003) fue su debut) y el WHATEVER PEOPLE SAY I AM, THAT´S WHAT I´M NOT (Domino) de los otros fueron álbumes que dejaron huella. Por lo tanto, que la tropa de Alex Turner tocara en un programa de la BBC Radio 1 un sencillo de la Winehouse no fue una decisión pedorra, fue un golazo en toda regla. El muchachín ni siquiera se tomó la molestia de cambiar el sexo de la letra original, manteniendo la postura de la chica que advierte: te dije que yo era enrollada, no vengas a quejarte ahora. Genialidad total. Lástima que ella no sobrevivió. Por lo menos los Arctic Monkeys siguen al pie del cañón, y ya le darán un sucesor a aquel AM (Domino, 2013).

LA OTRA VERSIÓN II: 23) TV on the Radio/ "Walking the cow" (Daniel Johnston)

Dan lo contaba en la revista Mondo 2000, allá por 1992: "Walking the cow" la escribió inspirado en el envoltorio de un helado donde aparecía una vaca. Recortó esa figura y la pegó en un cuaderno, como quien pega una foto de K3l Calderón o de Morrissey. TVOTR, banda integrada por gente de la talla de Tunde Adebimpe y Dave Sitek (quien produjo algunos temas del TAJO ABIERTO -Frantastic Records, 2014- de nuestra Fran Valenzuela), la pasó por su filtro de art pop aventurero, enrareciendo la cuestión naïve del genio ezquizoide de Johnston sin problemas.

LA OTRA VERSIÓN II: 22) Sheryl Crow/ "Sweet child O´mine" (Guns N´Roses)

Puristas del rock maluli, absténganse de leer. "Sweet child O´mine" ya tiene tres décadas en el cuerpo, una de las jugadas más notables de Axl Rose, Slash y compañía, canción que lleva en su tranco final la pregunta ¿a dónde vamos ahora? porque Axl mismo se desesperaba queriendo que la misma tuviera un desenlace fijo. La Crow a fines de los 90 le dio una segunda vida en clave de country rock adulto, metiendo unos violines pomposos que subrayan una vez más la belleza que siempre tuvo la presente. Eso, a menos que el azúcar te dé asquito.

LA OTRA VERSIÓN II: 21) Azealia Banks/ "Slow hands" (Interpol)

Es preocupante que esta chica oriunda de Harlem haga noticia más por declaraciones homófobas (que quedan incoherentes si tenemos claro que ella es bisexual), o por trapear el piso con Zayn Malik, Nicki Minaj o Iggy Azalea -al menos dio una buena señal disculpándose vía Twitter con las dos últimas. Miss Banks tiene un talento especial al rapear, y cuando le ha tocado cantar la cosa es todavía más excitante. Un botón de muestra: cuando agarró una canción de Interpol, tan neoyorquinos como ella, y la llevó al cuarto más lustroso del R&B reciente. "Slow hands", originalmente en el álbum ANTICS (Matador, 2004), pasa de ser un número de post punk moderniqui a calar hondo en terreno urbano, sin perder su valía.

LA OTRA VERSIÓN II: 20) Type O Negative/ "Cinnamon girl" (Neil Young)

Pete Steele fue un héroe del doom metal gótico, también de las fantasías tortilleriles si recordamos "My girlfriend´s girlfriend". Su carisma fue arrollador, al punto que se atrevió a aparecer en una revista porno para mujeres. Con su banda más importante, Type O Negative, covereó "Cinnamon girl", original del canadiense Neil Young, sacándole las palmas y el halalí hippie para dejarla en el paradero de la oscuridad y de las guitarras pesadas. No se equivocó para nada. Dato curioso: en la entrevista que otro miembro de esa banda dio a la revista metalera chilena Grinder pusieron que este tema era de Neil Diamond, errata perdonable.

LA OTRA VERSIÓN II: 19) Mr. Big/ "Wild world" (Cat Stevens)

Ella lo quiere dejar a él, pero él le advierte: cabrita, ten cuidado, este mundo es muy salvaje y te va a costar echar a andar sin mi protección. De eso va uno de los clásicos inmortales del viejo y querido Cat Stevens, hoy rebautizado como Yusuf Islam por cuestiones religiosas. En plenos años 90 una banda como Mr. Big, de respetable recorrido en el heavy metal glamoroso pero más ubicable por la karaokeable balada "To be with you", se atrevió a actualizar "Wild world", y el resultado fue espléndido. Igualaron la magia de la original. Lo suficiente para alargar su racha exitosa de esos años.

14 enero, 2018

PAPELERÍA (o poesía): Pensé que se trataba de otra cosa

Pensé que Love of Lesbian era un grupo de lesbianas,
que Alex & Daniel era un dúo de reggaetón,
que Jordi Castell era catalán,
que Claudio Bertoni era un futbolista,
que Nosoträsh era un grupo de thrash metal,
que María Magdalena Valdivieso era evangélica,
que los fachos compraban ropa en Fashion´s Park,
que CDF era la sigla de una droga,
que las Nervo eran tataranietas de Amado Nervo,
que Ernesto Belloni era un poeta italiano,
que Martin Garrix era el Garrick del que hablaba la Doctora Cordero,
que el Show de Goles era conducido por Eric Goles,
que "All tomorrow´s parties" era una canción canuta,
que La Tía Tula hablaba de un transexual,
que el Espacio Radicales pertenecía al Partido Radical,
que César Vallejo era tío de Camila Vallejo,
que Daniella Chávez era sobrina de Hugo Chávez
y que este poema o intento de poema no terminaría nunca
hasta ahora que le pongo punto final.

PAPELERÍA (o poesía): A la manera de Fernández Mallo

Yo siempre vuelvo a los pezones de Juanita Ringeling y al capítulo 7 de Rayuela,
a la mantequilla de maní comida con "Shiny happy people" de R.E.M.
y a las figuras de yeso de la Virgen de Lourdes,
a los cuadernos de composición similares a los del colegio y al piano de juguete,
a las poleras Alexander y los bototos de 1997,
a Oliver Atom y Arale Norimaki, a cuando
Julio Osses masacraba a Maná en la Wikén
y yo no podía ver a Lewin porque la señora de la casa
tenía que ver a Don Francisco. Son tantas
cosas a las que vuelvo siempre, me encuentre
donde me encuentre, que cuando llegue el día
de alejarme en definitiva
no sé qué pasará conmigo.

PAPELERÍA (o poesía): C.V.

debería odiarte de verdad por
haberle mostrado a él la carta donde
te decía que eres bella pero
sin pasarme de vueltas

ni proponerte coger en las afueras pero
no hay remedio: igual
me estoy masturbando con
esa canción de fondo que

sonaba en la calle cuando
hablé contigo y
fuiste más dulce
que nunca

and I am so bitter*

*Aroah, "Flavour of the Month"


13 enero, 2018

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: ¿está loca la Jose Cisternas?

Ya lo dije largo y tendido. La experiencia de ver NO ESTOY LOCA (2018. D: Nicolás López) llega a niveles de sanación espiritual y autoayuda siquiátrica insospechados, y también me ha hecho repetir a propósito de papas fritas eso de ¡piña! El tema central del largo lo canta quien interpreta a Lorenza, esa muchacha de conducta bipolar que le mató el perro a un ex y que contrabandea whisky en el siquiátrico, pero se lo deja pasar un enfermero que puede mirarla desnuda en la ducha. Es Jose Cisternas, la dulce modelo que ya tiene contrato con TVN Records y acaba de ser portada de las revistas Azotea y Women´s Health. Ella canta en inglés, cosas de haberse criado de niña en Miami, "I´m not crazy", con un manto electropop modelo siglo XXI de beat quebrado y muy sensual. En el video la vemos poniendo caras, enfundada en una camisa de fuerza que parece una blusa destinada a ser sacada en la imaginación de cualquiera. ¿Está tan loca la Jose como su personaje? ¿Será que su locura es de verdad, o uno mismo se está volviendo loco de tanto mirarla? Las respuestas las tiene cada uno. La única certeza: a ella hay que adorarla. Con whisky o sin él. Con perreo o sin él. Bendita rubiata.

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: el nuevo traje púrpura de Dua Lipa, y la ayudita de Stromae

Qué tal qué tal, llegó otro momento para ver un nuevo clip. Dua Lipa tuvo un feliz 2017: sacó su disco debut, grabó con Martin Garrix "Scared to be lonely" y consiguió su primer #1 en las Islas Británicas con "New rules". Ahora arremete con otro sencillo que seguro hará las delicias de los que aman su entrega vocal y sus labios irresistibles: "IDGAF". Me reservo lo de aclarar qué significa la sigla. El que escuche la canción captará el mensaje, no es tan críptico como lo de César Vallejo hablando del estruendo mudo. Tal vez el único punto medio débil de la presente sea la base de R&B minimalista cercana al "Love me better" de James Blunt. En el video la Lipa luce un conjunto de chaqueta, blusa y pantalón púrpura con un cinturón rojo. Ella como ícono de la moda la sabe hacer, y la coreografía es tan o más vanguardista que la de "New rules". Dirige Henry Scholfield, y colabora la dupla Mosaert, compuesta por Luc Junior Tam y, atención, Stromae. Sí, el belga de origen ruandés que no volvió a ver a su papá y que tiene como logros especiales haber sido #1 en WORLD DANCE MUSIC (Los 40) con "Alors on danse" durante 2010, y sacar la portada de Rockdelux gracias a la resonancia de "Papaoutai", favoriteada incluso por nuestra Denise Rosenthal. Buenas manos para seguir apañando a una estrella pop que sigue creciendo en todo el mundo, y que pasó por Brasil y Argentina como telonera de Coldplay. Para la próxima avísenle que tiene fans en Chile que la adoran y que quieren verla y babear con su lengua afiladamente ganchera. Par favaaar. ♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥

CRÓNICAS HERTZIANAS: Axel Kaiser y el Papa

El martes pasado en CONECTADOS (Agricultura), la tribuna de Checho Hirane, estuvo el joven Axel Kaiser, destacado intelectual liberal de derecha que ha publicado varios libros, incluyendo uno con la guatemalteca Gloria Álvarez, otra figura que genera debate caliente (y no hablo de su sex appeal, que conste). Su última entrega en papel es un análisis sobre el discurso del Papa Francisco en torno al capitalismo, y cuán contradictorio llega a ser. Por lo mismo, su presencia en el locutorio central de la misma radio que hace rato cambió su sede de Manuel Rodríguez a Avenida Providencia, hablando de la cada vez más próxima visita del Santo Padre, se hizo necesaria. Kaiser opina que las fechas en que se programó esta venida no fueron las adecuadas, y debió agendarse en un fin de semana largo, fuera que estamos dando muestras de ser un país poco serio y menos desarrollado. Mucha alharaca y mucha valla como las que ya vi en la Alameda el jueves. Un panelista que estaba frente al representante de la Fundación Para el Progreso (FPP) agrega un dato curioso, hablando de que se casó justo el día en que los rincones céntricos de Santiago los caminaba... ¡la Pequeña Gigante, ese engendro de la Royal de Lux! Los megatacos de ese momento te los encargo. Una anécdota friki en medio de un debate importante.

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: cuando Zack de la Rocha estuvo en Chile guitarreando

Esto es material imperdible para todo el que se diga fanático de Rage Against the Machine. Se trata del cortometraje documental Zack de la Rocha in Chile con Tías, dirigido por Anthony Rauld y subido en su momento a través de Cinépata, el portal de cine creado por el escritor Alberto Fuguet. Antes que 2004 acabara, el portavoz de RATM estuvo de vacaciones en nuestra tierra, y en varios momentos se dedicó a practicar con un guitarrón de 8 cuerdas pareadas, tocando algo de son jarocho, una rama del folclor mexicano originaria de Veracruz. Durante este footage interpreta un tema relativo a la gente que corta caña para hacer el azúcar. Zack manifiesta su interés en esos sonidos tradicionales, haciendo hincapié en los duelos entre dos cantores que parten de un punto fijo y más tarde se lanzan a improvisar como si fueran raperos, lo que pasa en nuestro país con los payadores auténticos, no los rostros de la tele que se carambolean en septiembre creyendo que es obligación rimar por rimar. La descripción que encontré señala: Zack canta muy lindo y tiene los dedos muy largos. No se aleja para nada de la realidad mostrada aquí, sí se distancia del rol rapero, gritón y combativo que este héroe logró consolidar para que canciones como "Killing in the name", "Freedom", "People of the sun", "Bulls on parade", "Guerrilla Radio", "Wake up" y "Sleep now in the fire" se convirtieran en clásicos de la fusión entre el hip hop y el metal. Ahora que lo recuerdo, de este paso incógnito de Zack por estas tierras había una nota en la extinta revista Picnic de marzo 2005, donde alguien se tomó una cerveza con él y le preguntó varias cosas, incluyendo qué le parecía Audioslave, el grupo que su compañero Tom Morello armó con Chris Cornell; se limitó a decir que "Like a stone" es una linda canción. Un pobre diablo lo pilló y lo quiso fotografiar cuando iba al baño, y De la Rocha lo espantó gritándole como en su papel guerrero: Fuck you paparazzi! Tiempo después tuvimos a La Rabia Contra la Máquina el 2010, tocando en el Estadio Bicentenario de La Florida; La Batalla de Santiago se le llamó a ese concierto. Las últimas cosas que le hemos escuchado a Zack de la Rocha han sido sus colabs para el dúo de hip hop consciente Run the Jewels, conformado por Killer Mike y El-P. Si llega por fin su disco solista, me atrevo a señalar que será más cantado y menos rapeado o gritado. Ya en el RENEGADES (Epic, 2000), ese álbum de versiones, se la jugó con un "Beautiful world" de Devo donde entona suavemente. Las excepciones honrosas existen, y Zack puede hacerlas también.

11 enero, 2018

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: No Estoy Loca, mucho más que otra peli de Nicolás López

Eduardo Bonvallet solia repetir en sus comentarios algo que se suele decir en los terrenos de la sicología y la siquiatría: a la hora de estudiar el comportamiento de cada individuo no existe la categoría de los "normales". En estricto rigor son tres tipos de personas los que habitualmente se abordan: los neuróticos, los que poseen trastornos de personalidad (el caso de la escritora Marcela del Sol) y los locos. Chile ha tenido una mala fama como nación que ningunea a todo aquel que tenga un trastorno siquiátrico de cualquier tipo: los meten en el mismo saco, los discriminan, los miran feo como si fueran ratas o cobayas de laboratorio y a la hora de insultarlos les gritan "tai cagao e la caeza, tómate las pastillas, anda al siquiatra, te vamos a internar en el open door" y demás lindezas, como si ellos hubieran elegido nacer así. No señor. A los locos no les perdonan nada, pero a los corruptos, a los abusadores, a los que les pegan a sus mujeres sí. Y no se entiende ni mierda. La culpa en primera instancia puede ser de la genética, jamás de Dios. Él no se equivoca, como lo cantaba Lady Gaga en "Born this way" (y pobre con el hueveta que me salga citando a Arjona con eso de que a veces Dios tambíén se equivoca, porque la sesión primitiva de chuchadas no será en vano).

Por lo mismo, hablar de la locura en una película aparentemente liviana como NO ESTOY LOCA (2018. D: Nicolás López) es un desafío importante. Más si quien la escribió y la dirigió pudo vivir lo que es tener una madre con depresión, y tuvo que consumir fármacos para tratar sus propias crisis. Esto se presenta como la segunda parte de la saga MUJERES CONTRA EL MUNDO, cuya primera pata fue SIN FILTRO (2016), producción de buen nivel en cualquier caso. Es otra peli de López si atendemos esos detalles que conforman su sello de autor, al decir de Joaquín Sabina: la intromisión de marcas (una compañía telefónica, otra de autos, una revista de papel couché, y así vamos), las tomas aéreas (que incluso fueron emuladas con acierto en la telenovela Preciosas), los diálogos disparatados (ese donde se ríen en el mismo párrafo de Osho e Isha)... Pero en realidad esto es mucho más que otra peli del que puso a Ariel Levy como protagonista en la trilogía de QUÉ PENA TU VIDA (2010), QUÉ PENA TU BODA (2011) y QUÉ PENA TU FAMILIA (2013), donde lo mismo encontramos a Andrea Velasco (se quedó en Nueva York, y ojalá se digne a sacar más música, porque su EP Piñata (2015) nos dejó con ganas de más). Esta es la historia de Carolina, encarnada por Paz Bascuñán (Pía en SIN FILTRO), una periodista que lleva 8 años casada con Fernando (Marcial Tagle), con quien siempre postergó el deseo de tener hijos. Llegado su cumpleaños, tras un fiestón donde se tomó hasta el agua del florero y se tiró a la piscina, fue al doctor, quien le dijo que ella es infértil, noticia que la empezó por derrumbar, y en un bar el propio Fernando le confiesa que le es infiel con su mejor amiga, la esotérica Maite (Fernanda Urrejola), y para más remate esta traidora está esperando una guagua suya. Carolina se toma una botella de vino, llora a más no poder y se intenta suicidar tirándose de la azotea. Despierta en un siquiátrico pagado en el que la metió el propio gorrero, y de allí en adelante viene una serie de situaciones a medio camino entre lo jajajeante, lo epatante y lo conmovedor: vemos especímenes como un contador auditor que dice que necesita usar un chip en el cerebro, un chiflado que se cree pastor de la Iglesia Universal de Dios, una flaite que le huele los sobacos a sus compañeros y que dice que los suyos huelen a piña, otra que perdió a su hija en un accidente y canta "Yo tengo un amigo que me ama", una rubiecita a la que le dejan pasar whisky a condición que un enfermero la mire desnuda en la ducha... Y es todo tan delirante que incluso el doctor que dirige este Edén (así se llama) y la enfermera principal, papel que Carolina Paulsen hace muy bien, también están de patio. La capacidad que tiene el capo de la productora Sobras de humanizar a sus personajes en esta pasada es realmente bárbara. Uno mismo pasa en dos horas aproximadamente de la atención neutra a la risa, de la risa a la estupefacción, de la estupefacción a casi el llanto, de casi el llanto a reírse más fuerte, de reírse más fuerte a la calma reflexiva, de la calma reflexiva a la rabia (cuando Carolina le grita maraca culiá a Maite todos nos ponemos en su lugar) y de allí a la reflexión más pura y sonriente, cuando después de no querer aceptarlo ella reconoce que está loca y que puede ser feliz sin hijos y no tiene para qué hacerle caso en todo todo a su madre (Gaby Hernández alargando su actual buen racha tras lo de la teleserie Pituca sin Lucas). Todos estamos a un paso de la locura, si es que no dentro de ella. Otros que aportan su granito de arena en esta historia: Ramón Llao como el del chip, Antonia Zegers (Silvia) con su optimismo evangelizante, la modelo Jose Cisternas como la borderline sexona Lorenza (esa polera que dice Bacán tu mierda me huele a chiste ácido a costa de Gepe, ¿no?) y un casi irreconocible Ariel Levy como el terapeuta que los hace bailar reggaetón, con una de Croni-K de fondo. NO ESTOY LOCA debe ser lo mejor que ha sido capaz de ensamblar López en su camino cinemático, superando el batatazo de QUÉ PENA TU VIDA y con la claridad para ignorar a los chaqueteros que viven tirándole huevos podridos a sus esfuerzos respetables por hacer cine comercial. Ver este largo ayuda incluso a quererse un poco más a uno mismo. Mejor que diez libros insufribles de Pilar Sordo o todo lo que diga Pedro Engel. Dos cosas para terminar: esa moraleja que decía Silvia, Ser feliz es la mejor venganza, suena a título de canción de R.E.M. ("Living well is the best revenge"), lo cual es todavía más digno. Y nunca se olviden que todo puede oler a... ¡piña! ¡Piña! ¡PIÑA! ¡PIÑA!

¡Piña!

¡Piña!

¡PIÑA!

P.D.: Igual espero la reseña de los muchachos de Críticas QLS, para echar la talla.

09 enero, 2018

LA OTRA VERSIÓN II: 18) Carlos Cabezas/ "The Captain of her heart" (Double)

Bendita sea la suerte nuestra de tener a un Carlos Cabezas muy activo, con sus Electrodomésticos promocionando EX LA HUMANIDAD (autoedición, 2017) y el proyecto Cordillera con Angelo Pierattini de Weichafe (de momento sólo un EP). Este prócer del rock chileno tomó un tema de Double que tuvo su respetable pegada y le cambió el piano original por un desarrollo más lento y profundo, donde los bronces juegan un espléndido papel, gentileza de la Orquesta del Dolor, escuadra formada sólo para un disco en vivo de la talla de DÉJÀ VU (Oveja Negra, 2012), donde Cabezas hace versiones como la ya descrita y otras de Nine Inch Nails, los Beatles, Berlin y otros. ¡Salve, Capitán Cabezas!

LA OTRA VERSIÓN II: 17) Eduardo Peralta/ "Soy snob" (Boris Vian)

El francés Vian es recordado por sus novelas, su poesía y también por haber incursionado como cantante. En estos lados el tremendo Eduardo Peralta tuvo el acierto de adaptar "J´suis snob". El cuadro completo del tipo que alardea de usar ropa cara, ir a ver ciertas películas, tener cierto tipo de relaciones, comer exquisiteces y encontrar que la tele se ve mejor dada vuelta hacia la pared. Hasta ciertos whiskyzquierdistas o hipsters pueden verse un poquitín reflejados en la presente. Este intelectual orgánico, alérgico a "Mayores", la cerveza a las 9 de la mañana y a Pamela Díaz justamente quiere ser otra cosa, no ser snob. Aunque igual quiero que en mi funeral pongan a Ryan Teague. Vian y Peralta unidos jamás serán vencidos.

LA OTRA VERSIÓN II: 16) Le Tigre/ "I´m so excited" (The Pointer Sisters)

Ya que hablamos de Rick Ocasek en el post anterior, esto enlaza perfectamente, ya que el capo de los Cars produjo a Le Tigre en el disco THIS ISLAND (Universal, 2004), donde se puede encontrar la mirada de Kathleen Hanna, la Natalia Valdebenito de las riot grrls que antes militó en Bikini Kill, para un pelotazo ochentero inolvidable que las Pointer Sisters impusieron en las radios y las discotecas. "I´m so excited" en estas manos es un shot de energía personalizada con sus detalles casi reggae. Bien hecho.

LA OTRA VERSIÓN II: 15) Deftones/ "Drive" (The Cars)

Meter a Deftones en el mismo saco roto que a Limp Bizkit siempre ha sido una mala idea. Deftones nunca han sido tan "numetaleros". Siempre han partido de la agresividad metalera para encontrar atmósferas y detalles duraderos. Y las influencias de Chino Moreno y su gente son más sensibles y elevadas, si se quiere: Depeche Mode, Morrissey, My Bloody Valentine, Duran Duran, Sade e incluso Mogwai (Chino quería sacar un disco con los escoceses, algo que no es un capricho cualquiera si pensamos en "Minerva"). Otra muestra de que ellos tienen su corazoncito especial es esta relectura de "Drive", cuyo beat remite un poco a "Protection" de Massive Attack, y le da más nobleza a lo que dejó cantado Rick Ocasek, astro de la new wave más chiclosa.

LA OTRA VERSIÓN II: 14) Camila Silva/ "Runaway train" (Brandon Boyd)

La Camila de la que más hablan hoy en Chile, al menos en los corredores del pop, es la Gallardo, la chica que descubrió Luis Fonsi, la que tiene confirmadas presentaciones en la Cumbre del Rock Chileno y el Festival del Huaso de Olmué. Pero ahora vamos a hablar de otra muchacha con ese nombre que también pasó por el cedazo de un programa de TV, como fue Talento Chileno. Camila Silva convenció al jurado con su registro dulce y agudo, y fue premiada con la chance de grabar para Sony un disco que le produjo el argentino Leo García (sí, el mismo de "Morrissey"). Allí cruzaba temas originales con versiones de Brandi Carlile, KT Tunstall, Río Roma ("Al fin te encontré" queda personalizada y adorable) y la que destacamos aquí: "Runaway train", del mismo frontman de Incubus, el señor Brandon Boyd, con arreglos orientales que le dan el pase gol preciso. En la primera parte de SOLTERA OTRA VEZ sonó muchísimo. Merece que la recuerden siempre.

LA OTRA VERSIÓN II: 13) Travis/ "...Baby one more time" (Britney Spears)

Ya, lo mismo podría dar que uno ponga la versión del grupo de punk californiano Bowling for Soup o que finalmente elija esta de los brtánicos liderados por Fran Healy, últimamente integrando la superbanda BNQT. Es que ambos la han tocado en algún momento de su carrera en plan-echar-la-talla, muy cagados de la risa. En su momento parecía corriente menospreciar a Britney Jean tratándola de tonta y de hipócrita y de mil cosas más, pero ahora que ella sobrevivió a su destape y a sus arrebatos de locura malsana, hay que respetarla. Por eso destaco más a Travis, tomando como referencia una toma hecha para un capítulo de STORYTELLERS, ese espacio de VH1 donde los artistas cantan y cuentan el origen de sus creaciones y de las ajenas que los han iluminado.

LA OTRA VERSIÓN II: 12) Nancys Rubias/ "Me encanta" (Icona Pop feat. Charli XCX)

Cuando esta década acabe, hay que hacerle un hueco de honor entre las mejores canciones de este período a "I love it", ese pelotazo que las suecas Icona Pop mostraron al mundo junto con la británica Charli XCX, primero en un EP de 2012, luego en un recopilatorio de sus sencillos iniciales y finalmente en el álbum oficial THIS IS... ICONA POP (Ten/Big Beat/Atlantic, 2013). Con su letra sobre una relación insalvable donde una de las partes se siente mejor al chocar su auto y botar los recuerdos de la otra por la escalera, fue manoseada en Jersey Shore, en comerciales y en programas de farándula. Y todavía no nos aburrimos de ella. Mario Vaquerizo, el feliz esposo de Alaska (Fangoria), seguro pensó lo mismo y decidió versionarla con una fidelidad noble al original, salvo por un tramo. Donde Caroline Hjelt y Aino Jawo ponían: You´re so damn hard to please, we gotta kill this switch/you´re from the 70´s, but I´m a 90´s bitch, Nancys Rubias la bordan así: Tú eres más de Facebook, yo soy de Instagram/yo soy de los ochenta, tú eres del dos mil. Y el video emula la violencia de LA NARANJA MECÁNICA de Kubrick, ¡con Alejandro Amenábar como director! En efecto, no me da igual. ¡ME ENCANTA!

LA OTRA VERSIÓN II: 11) Big Black/ "The model" (Kraftwerk)

Esa canción creada por un banda alemana que puede recibir sin problemas la condecoración de abueletes del techno y el electro, la cual describe a una modeloca guapa que sabe muy bien cómo hacer su papel frente a las cámaras, y cómo posar en la portada de una revista (Suede intentaron algo parecido en "She´s in fashion" con resultados más almibarados, pero no por eso menos consistentes), ha sido revisitada varias veces. Pienso en la adaptación de los españoles Aviador Dro, o en la de Zoot Woman, el proyecto electroclash de Stuart Price aka Jacques Lu Cont aka Les Rhythmes Digitales. Pero es mejor quedarnos con la que el enorme Steve Albini, santo santísimo de la producción rockera independiente, presente en discos de The Breeders, Nirvana, PJ Harvey, Nina Nastasia, Joanna Newsom, La Habitación Roja, Slint, The Wedding Present y muchos más, mostró junto a Big Black en su disco SONGS ABOUT FUCKING (Touch And Go, 1987). En sólo 2 minutos y medio ensucia con el barro glorioso de las guitarras corrosivas la melodía servida por los germánicos. ¡Grande Albini!

08 enero, 2018

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: Radiohead v/s Lana del Rey, la nueva disputa plagiaria

Estamos presenciando el escándalo musical del momento, donde se ven involucrados una banda importante de la era noventera y una figura de la generación millenial.

Radiohead han demandado a Lana del Rey por plagio, arguyendo que "Get free", canción que cierra el reciente LUST FOR LIFE (Interscope/Polydor/Universal, 2017) de la norteamericana, ocupa una estructura similar a la de su "Creep", clásico incluido en su disco debut, PABLO HONEY (Parlophone, 1993). Dice la señorita Grant que les ofreció el 40% de ganancias, pero Thom Yorke y cía. no aceptaron la oferta, y el juicio va sí o sí.

Ahora, si a mí me preguntan, el arranque de "Get free" es parecido, pero luego toma otro sendero. No da como para hablar de copia descarada. Si echamos la vista atrás, recordaremos que "Creep" nació como una imitación chunga o una parodia de un hit de Albert Hammond: "The air that I breathe", o "Necesito poder respirar" en su versión hispanoparlante. Sus creadores le tenían poquita fe, al punto que llegaron a llamarla "Crap", o sea, ¡CACA! El paso de un punteo de guitarra calmo, el cual más de una vez relacioné con "Love hurts" de Nazareth, al efecto "serrucho" y la explosión noise pop tan de su tiempo, más esa letra sobre la imposibilidad de amar a una chica tan especial (so fuckin special), todo eso acabó formando el himno oficial de los niñatos desadaptados, servidor incluido, de una década marcada por la locura consumista post-Muro de Berlín. Radiohead renegaron tiempo después de ella (hasta que la volvieron a incluir en sus conciertos). Y Hammond (papá de uno de los Strokes) los demandó por plagio, obligando a la escuadra de Oxford a colocarlo en los créditos como coautor. Lo cual nunca mermó la valoración justa que tuvo "Creep", incluyendo versiones como las de Tears for Fears, Damien Rice o la variante "de ascensor" espantosa que Korn nos colaron en su MTV UNPLUGGED.

¿Esta demanda contra Lanita es acaso una venganza indirecta? No lo sé. Pero con el dolor de mi alma debo señalar que los Caezaeradio están equivocados. Completamente fuera de lugar los veo. Y ella no merece que se la caguen. Ella, cuya obra musical, lo vuelvo a decir, es apta para escucharla mientras se acaricia, se besa, se lame, se presiona la piel ardiente de la amada de turno. Señor Juez, no más preguntas. Para mí, y no sólo para mí, Lana del Rey es inocente. Esto ocurre justo cuando falta poco para que ambos sean protagonistas de festivales en este terruño. La de "West Coast" se deja caer en marzo, para el Lollapalooza del Parque O´Higgins. Los de IN RAINBOWS (XL, 2007) vienen en abril para actuar en el Estadio Nacional, durante la resurrección del SUE. Aprovecho de decir lo siguiente: ya sé que van a meter a Flying Lotus, ese productor de electrónica que ha brillado sacando material en Warp, pero me molesta igual que lo promocionen como "Santiagourbanoelectrónico", cuando queda mejor venderlo como "Santiago Urbano En Vivo". El que diga lo de electrónico lo tapo a garabatos. Ya tu sae.