27 abril, 2006

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: limpieza

Si alguien me dijo que cortar el pasto es como cortar pelo, hoy creo que barrer esa cantidad despiadada de hojas que caen es como afeitar un rostro severo.

23 abril, 2006

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: ramas torcidas

Había que correr un madero en forma de T que afirma un árbol de caquis. Ese árbol tenía unas ramas que se podían venir abajo, junto con las frutas que están casi en su punto de maduración. La tarea salió tan jodida que varios tuvieron que sostener eso, por ahí saqué un trozo de alambre, hasta que todo pudo afirmarse. La naturaleza también puede ser traicionera, pensé, uno no puede detenerla tanto, a menos que consiga poseer la fuerza suficiente. Últimamente me han dolido los brazos...

21 abril, 2006

PAPELERÍA (o poesía): La guitarra imaginaria

alguna vez hemos sido ejecutores de algo
alguna vez se nos cruzó la idea de mover las manos
de remover el aire con pasión
y todo por esa bendita guitarra

que rasgueamos en plena soledad cuando
nos abandonan esas cosas concretas y odiosas
con las que vivimos a pesar de nada
de la nada vista hasta el cansancio en

el fulgor de la guitarra que ríe
y llora en nuestras mentes destartaladas
de oyentes queriendo aferrarse a algo

ese algo está y no está en nuestras manos
pues el sonido es la estadía desplegada que tomamos ya
como posesos mientras otros se pierden no como nosotros

pegados a un parlante insistente hasta vaya a saber cuándo


para Alfredo Lewin

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: sin cervecita los goles no saben igual

Me espanté ayer al escuchar que un grupúsculo de diputados envió un proyecto de ley que prohiba la publicidad de bebidas alcohólicas en estadios de fútbol.

La idea de por sí es una imbecilidad a grandes rasgos. Así no se ayuda a que no haya más alcohólicos en nuestro país, ni que se eviten los accidentes de tránsito a causa de las bebidas. El derecho a invertir en el fútbol, en su espectáculo (que acá es empañado por elementos que no vale la pena detallar), está allí, y no se puede vetar a estas empresas. El auspiciador que tiene más presencia en las camisetas es una cerveza, Cristal nada menos. Tanto Colo Colo como U. Católica, U. de Chile y varios más poseen ese apoyo firme, que en cantidades de dinero sirve para que la máquina ande; si la CCU (Compañía Cervecerías Unidas) no pusiera las lucas en la pelotita, todos estarían en la ruina, no más. Esta gente del congreso en definitiva no aprovecha su posición para proponer cosas más razonables, ni hablar de Rodolfo Seguel cuando deseaba una ley para dormir la siesta, otra idiotez soberana. Decepción, hay que decirlo.

17 abril, 2006

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: cumpleaños

Hoy cumplo 26.

Y es de igual modo algo tremendo como un peso más en esta vida que me tocó afrontar desde 1980.

Lo ideal sería decirse: No haré fiesta ni duelo*, pues uno está hace rato concientizado, más o menos, de que esto ya no es un campo para hacerse el relindo (que no lo soy). Estoy cerca día a día de lo impuro, de no saber a veces si soy lo suficientemente lúcido o si sólo mi lado idiota se muestra a la luz. Uf. Eso suele cansar. La autorreferencia no siempre es sana, quien la practica suele empantanarse. Creerse ejemplo, jactarse demasiado (salvo que te estén jodiendo de veras) no sirve siempre. Quien escribe se debate entre el caos del ser y lo metódico del hacer, y en esa zona nace el desaliento.

Mientras me pase todo eso y más (o menos, un signo duele) me aferro:
a mi fe en D i o s
a mi amor por Chile
a lo que me ha dado mi madre
a la música
a las letras
al arte
a mi dura soledad
a mis cosas mínimas
a mis sueños -los que se dan en la cama, porque de ilusiones no quiero hablar, creo-
a mis obsesiones
a mi auto-odio nesesario
a mi pequeña vanidad homosexual
por ahí va la cosa.

¡FELIZ CUMPLEAÑOS, MIERDA DE HOMBRE!


*Javiera y Los Imposibles, "Dulce veneno"

11 abril, 2006

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: el sabor

Lo dije hace varios minutos, pero me dio la gana de anotarlo acá: entre las cosas que hacen que esta vida tenga un sabor alucinante, podemos contar con la mostaza y el ketchup cuando nos servimos un completo, o una empanada, o una sopaipilla. Sentimos que tenemos amparo en los frascos, al apretarlos.

PAPELERÍA (o poesía): Visión con latas tiradas

Mal hecho eso de tirar latas de cocacola al canasto basurero
de tres cuadras más allá. Igual se paran a buscar el esplendor
oloroso las bestias vestidas con camisetas de fútbol. Yo salí a rezar
padre nuestro dios te salve maría y cuando regresé
encontré el reguero maldito sobre las líneas de la calle. Venía
de comprar frutas una muchacha vestida de riguroso blanco,
miró las latas moverse en direcciones varias hasta que se puso a hablar.
Unas tres se pusieron encima de una línea blanca
que se veía recién pintada. Es la cruz de Jesús, dijo. Y por ahí
se ven los Reyes Magos, agregó. ¿Cómo? Ella unió el principio
con el final. En medio de esta calle nada particular, que
lo digan los buscalatas, el oro se insinúa
cuando el final suele estar más cerca. -AMÉN.

07 abril, 2006

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: recordando a Kurt Cobain (II)

Continuando con la conmemoración de los 12 años de la muerte de Cobain, me quiero detener en un punto bien particular: las versiones para temas de Nirvana. Por ahí uno recuerda vagamente una versión house y facilita de "Smells like teen spirit", o al parodista Weird Al Jankovic deformando la ya mencionada y retitulándola "Smells like Nirvana", o al brasileño y entrañable Caetano Veloso tocando "Come as you are" en tono de bossa (para su álbum de covers A FOREIGN SOUND, 2004).

Pero las versiones más estimulantes, aunque se alejen del espíritu nirvanero (lo siento por quienes piensen que es imposible ir más allá) las han facturado tres mujeres, cada una con su encanto y talento. ¿No será que el bueno (y aproblemado) de Kurt tenía un lado femenino? Con el tiempo tal vez se sepa.

Una de las féminas que ha interpretado un tema de la banda ya citada es Tori Amos. La pelirroja desgarrada rehizo "Smells like teen spirit", haciendo uso como siempre de su piano y su voz aterciopelada y dramática.

En 2004, Dani Siciliano, conocida por ser la esposa del músico electrónico Matthew Herbert, publicó LIKES... , largo que contenía su relectura bastante jazzera de "Come as you are". Como haciendo justicia a lo que digo, esa versión también fue recogida en la compilación ELECTROJAZZ DIVAS VOL. 2, al año siguiente.

Y por último, la más estremecedora y valiosa, tanto por salir en el año que vio morir a Kurt como por la interpretación de ella, es la de Sinéad O´Connor para "All apologies" en su UNIVERSAL MOTHER (1994). Ella susurra con sólo una guitarra de fondo y eso basta para homenajear como se merece al hombre del que ya hemos hablado bastante, ¿o no se nota?

05 abril, 2006

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: recordando a Kurt Cobain (I)

Pasados ya 12 años de la decisión suicida tomada por Kurt Cobain, líder de Nirvana, no me puedo quedar al margen.

Reconozco que en algún momento no tuve pensamientos muy alentadores acerca del hombre en cuestión; durante mi época escolar recuerdo haber dicho algo como que Kurt era una especie de amargado al cual no había que prestar tanto interés, palabras de una subjetividad fácil. Bueno, con el tiempo se afinan los desajustes, y el tiempo hace su tarea. Por ahí alguien que participó en el programa La Personal de Radio Concierto, el ex líder de Jethro Tull (cuyo nombre no recuerdo en este instante), al programar "Smells like teen spirit" aprovechó de manifestar algo parecido. El legado de Cobain y su banda da para atender bastante. Y por lo mismo me he dedicado a escuchar el que fue el último álbum de estudio que Nirvana editó, con nuestro héroe vivo: IN UTERO (Geffen/BMG, 1993). La fuerza del rock más salvaje y más gritado desde las vísceras mismas aunando la belleza de los acordes primarios se representa allí. "Rape me" es puro confesionalismo del deseo que a uno lo hace pedir la herida de alguien. "All apologies" suena desde la vergüenza de estar ahí, a pesar del sol, de la espuma del mar, inclemente. En la vía de lo desquiciado, cómo no, óigase "Milk it", "Radio friendly unit shifter", o, todavía más,"Tourette´s". Tampoco hay que olvidarse de "Frances Bean Farmer will have her revenge on Seattle" (evidentemente dedicada a su hija), por el coro aquel: I miss the comfort in being sad... tan demoledor como un verso de la ya mencionada "Smells like...", eso de que I´m worse in what I do best. Durante las grabaciones de ese álbum ya habían señales acerca de los deseos suicidas de Kurt, por ejemplo, él llegó a facturar un tema previo como "I hate myself and want to die"... Uf. Ahora que Cobain no está, las platas por derechos de autor y otras cosillas van a parar a manos de su viuda, la dudosa (¿qué es sino?) Courtney Love, y su hija, que ya tiene catorce añitos. No hay que dejar de revisitar a Nirvana, mal que mal fueron dignos en la explosión grunge, y uno de los mejores grupos de la década noventa.

En un próximo posteo seguiré evocando a este ícono del rock, pero a través de algo muy particular: las mejores versiones para temas de Nirvana, que pertenecen a cantantes mujeres, y una de ellas apareció justo ese fatídico 1994. Es todo lo que puedo anunciar.

Descansa en paz, Kurt, que acá te escuchamos todavía. Tranquilo.

03 abril, 2006

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: Los Bunkers, canciones de amor e ingratitud

La banda oriunda de Concepción Los Bunkers hace rato que viene dando muestras de solidez en su quehacer musical. Y su reciente álbum, VIDA DE PERROS (La Oreja/Bizarro, 2005) es otro paso donde no pierden altura. En el largo presente siguen dándole a la desazón amorosa, al desgarro que deja espacio para la rítmica rockera. Podríamos decir con toda propiedad que son un puñado de canciones de amor e ingratitud (parafraseando a los españoles Australian Blonde) que también cumplen con el potencial melódico; pruebas de ello, los singles "Ven aquí" y "Llueve sobre la ciudad" (esta última destacada durante el año anterior), órgano Hammond del 72 incluído. No desmerecen de igual modo en "Tú" o en "Ahora que no estás". Hay por ahí ecos del sentimentalismo clásico de estos lados, ese al que Babasónicos se han acercado ya. El desenfoque preciso se da al final, como para demostrar a cierto oyente que el álbum no se ensimisma con la temática común: justamente "Vida de perros", canción que exuda lo que promete, y la optimista "Hoy". No creo que debiéramos dejar de atenderles, si todavía les queda camino y son tan grandes como los Santos Dumont (ya disueltos) y Los Tres (prestos a volver con nuevo disco pero sin Pancho Molina), todos ellos del mismo terruño.