11 diciembre, 2016

INFOLIOS DE ESTE TIEMPO Y OTROS: la aventura poética de Marco Sotomayor

Hemos podido ubicar a Marco Sotomayor como un periodista deportivo que se hizo más conocido por trabajar junto al fallecido Eduardo Bonvallet, siendo uno de sus escuderos históricos. Pero Marco también tiene un lado literario que sacó a la luz en su momento gracias a un librito llamado POEMARIO INCONCLUSO (Industrias Gráficas 3F, 1999). La publicación de estos versos fue un proceso largo, o como dice el propio Marco, lento y desgarrador, donde contó con la ayuda de Tomás Harris a la hora de seleccionar el material más idóneo para el volumen, que deambula por cierto tono trágico y luego se abre a terrenos eróticos ("Sudor de venas", "Cuidado!", el intenso "Llamado"), homenajes a su padre y a su hija ("Martina"), rondas de textos breves y otros dirigidos justamente al fútbol, siendo uno de ellos dedicado a Nelson Tapia por su intento de contener el penal de Roberto Baggio en el Mundial de Francia 98. La escritura de Sotomayor hace referencias y homenajes a García Lorca, César Vallejo (a quien dedica una oda y alude en "La alegría de las cinco vocales"), varios de los poetas ligados al movimiento surrealista (cuyos "Ecos" son unidos de manera vibrante por el autor) y en el tono humorístico a Nicanor Parra, cosa de revisar sus textos más breves como los del segmento "Voces y versos desempleados" y los del "Pitazo final". Si hay que destacar un poema de todos los que pueblan este POEMARIO INCONCLUSO, me quedo con "Desubicación": Ofrecer al agua un vaso/Es como ofender/Al trigo con un pan/Al mármol con una lápida/A la arcilla con un tenista. Ante la posibilidad de seguir en este terreno, el autor dice: esta aventura no termina aquí. Aún le falta. Está, precisamente, inconclusa. Y -para suerte o desgracia de ustedes- es posible que siga escribiendo. Espero que así sea.

No hay comentarios: