14 mayo, 2015

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: fervor de regresante


SLEATER-KINNEY
No Cities to Love
(Sub Pop, 2015)

/ROCK/ Corin Tucker, Carrie Brownstein y Janet Weiss dejaron la pelota a mediados de la década pasada, tras publicar THE WOODS (2005). Y en la actual se deciden a retomarla. Su "operación retorno" empieza a materializarse en 2014 con la reedición de su discografía completa en la caja START TOGETHER: material originalmente publicado por Chainsaw (SLEATER-KINNEY (1995) y CALL THE DOCTOR (1996); para entonces Lora MacFarlane era su baterista, posteriormente sustituida por Janet) y Kill Rock Stars (DIG ME OUT (1997), THE HOT ROCK (1999), ALL HANDS ON THE BAD ONE (2000) y ONE BEAT (2002)), más el mencionado THE WOODS que Sub Pop editó en su momento, y de yapa un 7" con "Bury our friends", tema donde colabora Miranda July que serviría como adelanto del gran regreso discográfico del tridente en cuestión.

NO CITIES TO LOVE, octavo capítulo de la obra que Sleater-Kinney ha ido forjando a golpe de alaridos y guitarrazos, con el aliento riot grrrls inicial superado de frentón, representa en toda regla ese fervor de regresante, Naín Nómez dixit, que se esperaba. Nervio eléctrico, baquetazos precisos, dibujos melódicos de categoría... Son ingredientes que al explotar juntos dejan constancia del oficio deslumbrante aquí. No hay minuto que se desperdicie escuchando "Surface envy", "A new wave" o "Hey darling". Ni hablar del embrujo inaugural con ribetes dub que llaman "Price tag", el encanto de la canción titular (recomiendo ver el clip donde gente común y silvestre se une al coro sin dudarlo) o la metralla pegote y concisa de "Gimme love" (los desafío a intentar sacársela de la cabeza) y los riffs clase A en la propia "Bury our friends". Las Esleiter firman a cara limpia uno de los regresos discográficos del año en que vivimos; el otro debería ser Faith No More, pero de Mike Patton y los suyos hablamos otro día.

No hay comentarios: