10 mayo, 2015

INFOLIOS DE ESTE TIEMPO Y OTROS: 100 evadas para la posteridad

Durante esta semana se han desarrollado los alegatos en la Corte de Justicia de La Haya relacionados con un tema que para nuestro país ya es un jodido dolor de cabeza: la demanda boliviana por tener una salida al mar. Aunque el fin de la Guerra del Pacífico ha dejado relativamente claros los límites marítimos entre nuestro país y Bolivia, el Presidente Evo Morales insiste en que su nación debe conseguir la soberanía marítima, o como se dice en chileno este caballero altiplánico no deja de hincharnos las huevas. Como estoy en la sección de libros, vengo a parrafear sobre un tomo que tiene que ver con ese personaje. El escritor Alfredo Rodríguez Peña tomó nota de varias frases lanzadas por Evo, y así armó EVADAS. CIEN FRASES DE JUAN EVO MORALES AYMA PARA LA HISTORIA (2011, autoedición), donde se hace una visita guiada por las cuñas más polémicas, incendiarias y divertidas que el primer mandatario boliviano ha aportado, divididas en bloques según distintos asuntos como su visión sobre el medioambiente, su postura frente a Estados Unidos, sus enfrentamientos con la oposición o cómo responde a los medios de comunicación que lo critican, entre otros tópicos. En este librito no faltan evadas ya emblemáticas: cuando dijo que Fidel Castro estaba "en reparación" como si fuera un robot; esas intervenciones en una cumbre ambientalista sobre que las hormonas del pollo volvían desviados a los hombres, que la cáscara de la papa holandesa tiene veneno o que la Coca Cola realmente sirve para destapar la taza del baño; sus palos a Mario Vargas Llosa cuando ganó el Nobel de Literatura en 2010; lo de "Evo cumple" en los vientres de las mujeres embarazadas; cuando reconoció el feo pancorazo que le dio a un funcionario municipal durante un partido de fútbol; su visión panorámica de que Bolivia estará mejor que Suiza en 10 ó 20 años más; cuando dijo que Ginebra está en España (cuando es una ciudad de la propia Suiza); todo eso y más con ilustraciones de Billy Castillo muy graciosas, entre las cuales me quedo con tres: 1) la de portada, con un Evo alumno llevando una honda en un bolsillo mientras escribe en la pizarra como castigo "quien dice lo que no debe, escucha lo que no quiere"; 2) la del segmento El Antiimperialista, donde Morales le hace una llave de lucha libre a Ronald McDonald; y 3) la que introduce Evo y la Libertad de Expresión, con el Presidente boliviano cagando en un cajón con hojas de diario a un lado para limpiarse. Rodríguez no se queda sólo en eso, y regala dos bonus tracks: una selección con cuñas de quienes han colaborado con Evo, y otra con frases de otros presidentes o ex presidentes donde pillamos a Carlos Saúl Menem, el fallecido Hugo Chávez Frías, Silvio Berlusconi, el ecuatoriano Rafael Correa y también a uno de acá: Sebastián Piñera (con la de Robinson Crusoe, guau), por mencionar algunos. Al final Alfredo pone en una página una pregunta: ¿Continuará? Al paso que va don Evo en 2015 no dejará de tirar más evadas. La que le tiró a periodistas chilenos acusándolos de ser agentes de inteligencia clasifica. Segunda parte habrá.

No hay comentarios: