22 marzo, 2015

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: barricada neumático-microscópica

ATOMTM
Centro Cultural Matucana 100
sábado 21 de marzo

No deja de ser algo excepcional que te ofrezcan escuchar en vivo y sin pagar a Uwe Schmidt, ese alemanote cuya relación con Chile ha sido provechosa en un sentido amplio. Su faceta más popular es la de Señor Coconut, chapa usada para llevar al terreno sabrosón material de Kraftwerk, Deep Purple, The Doors o Sade. Pero en esta cita sabatina lo pillamos en su veta experimental, la de AtomTM, inaugurando dos exposiciones presentadas por Iván Navarro, chileno residente en Nueva York y director de Hueso Records. Una es ONOMATOEPOPEYAS, la cual incluye trabajos de otros tres creadores: dos de ellos son videos, y uno es una batería ensamblada a partir de ollas que puede ser tocada por los visitantes. La otra muestra comprende una instalación del propio Iván donde un neumático es reutilizado como una sala de audición de la que salen recortes borrosos sacados por el propio Atom de la "Marcha Radetzky", obra gestada por Johann Strauss como un encargo para el Mariscal Radetzky. De esta manera Navarro va ligando las manifestaciones sonoras populares con el aliento épico.

Llegado el momento de encontrarnos de cerca con Uwe, esa recreación de lo que resuena en el neumático ya descrito (que más bien se quema por dentro y sin bloquear) fue lo que esperaba: la sucesión de graves y subgraves, de golpes y repiqueteos laptopistas que insinuaban ritmo marcial, cubrían el espacio de ambient noise incombustible, imponían la hipnosis mayor, llevaban más tarde hacia el ritmo más marcado y casi bailable (sí, digamos que alcanzaba para mover tímidamente la patita) y finalmente insistían con la veta del ruidismo expansivo que justifica el estar allí. ¿Glitch protesta? ¿Barricada neumático-microscópica? ¿Errorismo digital de la chusma movilizada? Tales RADETZKY LOOPS (que también aparecieron en dos discos que Hueso editó en 2013) en escena fueron una delicia, la demostración más clara de que Atom es un referente mayor de la electrónica avanzada. Insisto: un momento excepcional en M100, con dos copas de vino lubricando el paladar.

No hay comentarios: