07 diciembre, 2015

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: cuando el corazón de Scott Weiland dejó de latir

Hace cuatro días que el rock perdió a otro vocalista no menor. Hablo de Scott Weiland, voz histórica de Stone Temple Pilots, quien dejó este mundo mientras dormía en el bus donde viajaba, justo cuando se encontraba haciendo la gira de su último disco solista, con el apoyo de la banda The Wildabouts. Al momento de ocurrido aquello estaba en Bloomington, Minnesota. La causa posible fue un paro cardíaco. La vida de Weiland ha estado marcada por las adicciones a drogas duras, lo cual afectaba la convivencia con sus compañeros de banda no sólo en STP, también cuando fue parte de Velvet Revolver, ese proyecto donde lo mismo estaba Slash, guitarra clave en los mejores años de Guns N´ Roses. ¿Será que Scott se creyó demasiado lo del estilo de vida rockero? Como sea, queda el recuerdo de una voz especial para su banda principal, bien enganchada a ese rock con elementos duros, sicodélicos y melódicos bien expresados en discos como CORE (1992), PURPLE (1994) y otros. Tuvieron su reunión en 2010 con álbum homónimo fresquito. Al principio algunos críticos veían a Stone Temple Pilots como unos oportunistas tratando de calcar lo que Pearl Jam y Nirvana estaban haciendo, pero el tiempo les hizo justicia. Con eso hay que quedarse siempre. Y agradecer que Scott Weiland haya pasado por este planeta mostrando lo mejor de sí.

No hay comentarios: