11 julio, 2017

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: zona de reescritura permanente


LOS PLANETAS
Zona Temporalmente Autónoma
(El Ejército Rojo/El Volcán Música, 2017)

/INDIE ROCK/ En algún momento daba la impresión que podía pasar demasiado tiempo sin que apareciera un nuevo álbum de Los Planetas, puesto que J Rodríguez estaba más ocupado con Grupo de Expertos Solynieve, formación donde comparte protagonismo con Manu Ferrón. El hielo posterior a UNA ÓPERA EGIPCIA (2010) se trizó un poco con el EP Dobles Fatigas (2015). Afortunadamente las huestes planetarias se pusieron a trabajar y dieron a luz un disco que prolonga los planteamientos ofrecidos en LA LEYENDA DEL ESPACIO (2007) y el mencionado UNA ÓPERA...

El nombre de esta producción viene de un libro del escritor anarquista Hakim Bey. Para justificarlo, J cuenta: El indie fue la única cultura de resistencia en los noventa. Es un movimiento que se organiza fuera del circuito establecido por las multinacionales. Por supuesto, es como una zona temporalmente autónoma: en cuanto el poder detecta su existencia, la absorbe. Ocurrió en Inglaterra con los sellos Rough Trade, Factory y Creation. Lo curioso es que España haya sido el único país del mundo en el que el indie se ha consolidado. En el resto de los países la escena alternativa sigue siendo marginal, mientras que aquí ha ocupado el espacio del mainstream.

Sea o no cierto lo que el líder de la banda granadina propone, lo importante aquí y ahora es sumergir los oídos en una marea de sicodelia que se mueve entre la hipnosis y los ritmos más animosos, los cuales se mezclan con letras que a menudo son reescrituras del cancionero flamenco. Por ejemplo: "Una cruz a cuestas" reformula un fandango de Manuel Vallejo, con Soleá Morente como voz invitada; "Hierro y níquel" se basa en soleares de Aurelio Sellés y Manolo Caracol; "Libertad para El Solitario" toma una pieza que solía interpretar Enrique Morente; "Ijtihad" cruza versos de (créanlo) "Isla de Encanta" de Pixies con alegrías de El Mochuelo... Pero no sólo recurren a los palos de su tierra: también consideran material argentino, tal como ocurre con la "Seguiriya de los 107 Faunos", reversión del tema "Por ir a comprar" de 107 Faunos, o en "Guitarra roja", guajira del cantor Martín Castro que Los Planetas vuelven una dosis contundente de rock a fuego lento, 10 minutos brillantes. A esto sumemos que toman un poema de Aleister Crowley y les sale "La gitana". Sólo cuatro tracas son composiciones íntegras de J, entre las que se cuentan la folkie "Hay una estrella" y "Porque me lo digas tú", esta última con acabados de cuerdas emocionantes, una de las mejores de todo el álbum junto con ese "Espíritu olímpico" en el que interviene La Bien Querida y la densa "Islamabad": siete minutos cuya estructura toma como referencia el "Ready pa morir" de Yung Beef, cultor ibérico del trap. En realidad lo de estos próceres del indie español, más que una ZONA TEMPORALMENTE AUTÓNOMA, es una zona de reescritura permanente que ha mezclado la tradición andaluza con los aires noise pop habidos en sus obras cumbres como SUPER 8 (1994) o UNA SEMANA EN EL MOTOR DE UN AUTOBÚS (1998). Tal vez no sea tan extraordinario como esa LEYENDA DEL ESPACIO de hace diez años, pero sirve para continuar respetando a Los Planetas sin duda alguna.

No hay comentarios: