07 julio, 2017

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: Kesha regresa tras su calvario conocido

Los últimos años han sido difíciles para Kesha. Dr. Luke fue quien la descubrió como intérprete pop y la ayudó a facturar varios de sus temas, pero lamentablemente también es un monstruo que abusó sexualmente de ella, la maltrató sicológicamente, la obligó a consumir drogas y es el culpable de que ella tuviera anorexia. Por todo eso, ella interpuso una demanda para zafarse del contrato que la ataba al productor, lucha en la que salió derrotada para desazón de todos sus fans y de otras estrellas que le dieron su respaldo, entre las cuales estaba la mismísima Lady Gaga. Parecía difícil que Kesha retornara a publicar nueva música, pero por suerte ya está dando vueltas su nuevo sencillo, adelanto de un álbum que se llamará RAINBOW. "Praying" es ante todo un canto de supervivencia con piano que crece hasta hacerse más fuerte que nunca. ¿Es la misma chica que en su momento nos hizo saltar de gozo con "Tik tok", "We R who we R" o "Die young"? Aunque les cueste creerlo, esta es una nueva Kesha, alguien para quien este tiempo es the beggining, como aparece escrito al cierre del clip (no sé ustedes, pero al principio me recuerda un poco al de una canción de Mon Laferte como "Desechable")... El comienzo de una etapa donde ya no precisa del autotune ni de cantar sobre borracheras, vomitonas, chicos, botas y movidas de trasero en el VIP. Esta vez lo que cuenta es hablar de sus sentimientos más profundos. Me alegro enormemente de saber que Kesha todavía esta allí para darnos material convincente. Una guerrera como ella merece la victoria.

No hay comentarios: