12 junio, 2017

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: celebrando a Eduardo Peralta

En la portada de este mes de la Revista Cultural La Noche aparece Eduardo Peralta, trovador que ha llevado una carrera más que respetable en la que conviven sus creaciones con versiones de temas hechos por el francés George Brassens (lo cual le ha valido recibir dos premios importantísimos en Francia) y musicalizaciones surtidas de poetas chilenos como Nicanor Parra, Miguel Arteche, Jorge Teillier, Oscar Hahn y varios más. Durante más de 700 fechas ha realizado una serie de sesiones que partió a fines de los 90 en el Libro Café y después siguió hasta el día de hoy en el Mesón Nerudiano, siempre en el Barrio Bellavista los días lunes por lo común. Los Lunes Brassensianos han sido instancias para reavivar la pasión por cantar a los poetas, reivindicando la unión entre el verso escrito y la música que los trovadores antiguos mantuvieron como tradición, hasta que en el Renacimiento se separaron las dos cosas, invitando a otros cantautores para compartir sus creaciones y establecer nuevas oportunidades de improvisar. Yo nunca he estado en alguna de esas sesiones, pero igualmente debo referirme a Peralta, ya que lo he escuchado en distintas ocasiones, cuando se ha presentado en la Biblioteca Nacional, la sede de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH) o en la Feria del Libro del Parque Forestal. En cualquiera de esos recitales ha estado presente su oficio excepcional, además de su sentido del humor, presente en cosas como "Canción a tu ex-marido" o "Mi psiquiatra". También me gusta del cancionero de Peralta "El hombre es una flecha", tema emblemático de su etapa ochentera. De sus vistazos a la poesía nuestra me impresionan "La muerte está sentada a los pies de mi cama" (Hahn) y "Un desconocido silba en el bosque" (Teillier). Ah, no hay que olvidar cuando tomó "Soy snob" de Boris Vian, esa donde se dice que la tele se ve mejor apagada y mirando hacia la pared. Hay motivos de sobra para celebrar ahora y siempre al gran Eduardo Peralta, rescatando el espíritu de la mejor trova, lo cual equivale a resistir en estos tiempos hiperconectados.

www.eduardoperalta.musica.cl

No hay comentarios: