PAPELERÍA (o poesía): Desde una libreta nueva

La suerte inerte debe ser
como esos excrementos disecados
que enblanquecen mientras quien los depositó
no recuerda siquiera si eran o no suyos
estableciendo una ventaja aparente
que sólo consiste en no conseguirla-
el empate a cero que se narra
como una victoria sin gusto a nada.
Así mis prendas sobreviven
sin poder alzar otro vuelo
sin reconocer sus marcas en la ruta.
Anuladas por el aire y por el suspiro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: mi obsesión por la modelo de Tricot

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: bordado con mucho cariño

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: con ustedes, Marilia Kuhnen, ¡la Chica Tricot!