16 agosto, 2015

INFOLIOS DE ESTE TIEMPO Y OTROS: una cita con Carolina Aguirre (o Lucía González)

Me resulta bastante atractivo escribir sobre la argentina Carolina Aguirre, principalmente porque se ha hecho notar desde la blogósfera, siendo inicialmente reconocida gracias al blog Bestiaria, cuyos mejores momentos fueron recopilados en un libro. Pero no se ha quedado en eso: se inventó un alter ego como Lucía González, una muchacha con dificultades para volver a encontrar pareja que de golpe se entera que su propia madre hizo una apuesta con su hermana sobre si Lucía llegaba al matrimonio de aquella con un novio "oficial" o no. Esta historia fue desarrollándola en otro blog donde al principio evitó decir que era ella misma quien le daba vida a Lucía, y desembocó en el formato libro como una novela más. CIEGA A CITAS (Aguilar, 2008) es el nombre de esta iniciativa que parte de un modo al cual he de llamar un tanto emocore: Ayer tendría que haber matado a mi madre y a mi hermana, pero en vez de apuñalarlas me comí medio lemon pie y lloré. De allí en adelante somos testigos de cómo la González le hace frente a los reproches maternales, a las pesadillas relacionadas con su glotonería (el Doctor Cormillot siempre se cuela) y a la búsqueda de ese hombre con quien pasar el tiempo e intentar algo serio, camino en el que se topa con un artesa, un fan de Robotech, un adicto al celular, un histérico seguidor de figuras televisivas o un bravucón hincha de Racing...

CIEGA A CITAS vale como lectura liviana mas no desechable, donde se nos abren ventanitas reflexivas en torno a la búsqueda del amor, sea tras una ruptura como le ocurre a la protagonista o al no tener experiencia alguna, momentos en los cuales la sombra de la humillación no anda lejos, mas también pasa la risa venteándose justa y necesaria. Todo escrito sin retorcimientos y con algunas imperfecciones ortográficas intencionales y fieles a la espontaneidad de Lucía. La resonancia de CIEGA A CITAS fue tanta que en Argentina se convirtió en una serie. Y en Chile fue la referencia para parir la telenovela Soltera Otra Vez, aquella donde Paz Bascuñán las hizo de Cristina Moreno. Quien pueda zamparse el libro notará las diferencias y similitudes entre Lucía y Cristina, y de paso probar la gracia de Carolina Aguirre, la misma que alguna vez en la Playboy trasandina tuvo el atrevimiento de decir que los escritores superventas tipo Coelho y otros existen para que las editoriales puedan publicar a otros autores más densos. Esa onda...

No hay comentarios: