17 marzo, 2017

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: la anunciada llegada de Rafael Garay

Ayer ocurrió lo que se esperaba: que Rafael Garay llegara desde Rumania para comenzar a enfrentar un juicio por estafa. La PDI se encargó de llevarlo a Tribunales escoltado de una manera tremenda, y sin esposas. La televisión prácticamente hizo cadena nacional para cubrir esta llegada, sobreestimando el caso de este personaje de igual manera como se ha hecho antes al descubrirse que Garay había escapado hacia tierras europeas, dejando a más de 30 personas sin respuesta en torno a la plata que habían invertido con la empresa que tenía este tipo, el mismo que andaba diciendo que le detectaron un tumor canceroso o algo así. Cuando las hacía de comentarista de economía, parecía que Garay era un tipo confiable y transparente, de esos que explicaban ciertos asuntos complejos de manera clara. Ese era el lado bueno del susodicho, pero en su reverso se dedicaba a hacer lesos a distinta gente, incluyendo el periodista Iván Núñez, quien era su amigo personal, y se gastaba todo ese dineral acumulado en alcoholes y en pasar las noches en el Passapoga. Detalles impactantes que han hecho las delicias de los matinales. Pero cabe decir que hay más escándalos que hay que seguir atendiendo, como lo de los carabineros que cobraban más de la cuenta (recientemente los dejaron en libertad), o los atados que debe enfrentar Sebastián Piñera justo ahora que pretende ser candidato a volver a La Moneda. Garay parece, como decía hoy Beatriz Sánchez en COMBINACIÓN CLAVE (Radio La Clave), un "villano de turno". Se dieron 120 días de investigación, en los cuales Rafael deberá cumplir con prisión preventiva en la càrcel Capitán Yaber. Ya veremos si este calvo sinvergüenza recibe el peso de la ley o se salva limpiecito.

No hay comentarios: