20 enero, 2017

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: César Strawberry de Def Con Dos es condenado a pasar un año en la cárcel por tuitear mensajes de corte terrorista

Anoche me enteré de lo que pasa con César Strawberry, vocalista del grupo español Def Con Dos. Fue llevado a juicio por una serie de frases difundidas por Twitter, publicadas en 2013 y 2014, en las cuales hacía referencia a actos terroristas de la ETA y de otro grupo. En una primera instancia, durante el año pasado, César fue absuelto por la Audiencia Nacional por considerarse que tales tuiteos formaban parte de su postura artística nada más. Pero recientemente el Tribunal Supremo dio un giro, anulando esa absolución y condenándolo a un año de cárcel por enaltecimiento del terrorismo. El afectado acusa que esta sentencia corresponde a una persecución ideológica. Me interesa todo este asunto, ya que en los últimos años he comprado varios discos de DCD. Ciertamente vale la pena revisar lo que ha sido esta banda, creada a fines de los 80 como un proyecto paralelo de Julián Hernández, líder de Siniestro Total, cuya primera etapa emulaba a los grupos de hip hop más destacados de ese momento, léase Run DMC, Public Enemy y Beastie Boys. Más adelante se inclinarían por fusionar sus ritmos y rimas con guitarrazos, logrando un rap metal punzante y lleno de ironía, en el cual no falta una buena dosis de crítica hacia los poderes y las injusticias. A mediados de los 90 Hernández da un paso al costado, y Def Con Dos siguen adelante con resultados siempre alentadores. Se habían disuelto en 1999, pero en 2004 regresaron y prosiguieron hasta el día de hoy. Un disco que me vuela la cabezota de ellos es ULTRAMEMIA (Bruto/DRO East West, 1996), el cual incluye tracas como la titular, "Señores", "Basta de nacimientos", "Trabajando para Dios", "Quemé el liceo" y "Tus monsergas". Hubo una edición especial que incluía un CD extra con versiones en catalán, euskera y gallego de la propia "Ultramemia". Risas atrevidas aseguradas hay en la música de DCD, donde César Strawberry se ha lucido. Es una injusticia que por unos míseros tuiteos insolentes se tenga que ir preso. Suena como una afrenta contra la libertad de expresión, ¿no? Al paso que vamos capaz que sí dejen libre a Cristian Aldana (El Otro Yo), acusado de violar y maltratar a adolescentes, y César no podrá volver a ser libre. Qué injusto todo. ¡AGUANTE, STRAWBERRY!

No hay comentarios: