13 abril, 2015

PAPELERÍA (o poesía): Exclusiva

Las moscas rodean el ventanal de esa tienda exclusiva
como si fuera el cadáver más reciente y más sangrante
causando pánico en las que pasan en busca de una nueva cartera

o de una chaqueta con tachas. Más tarde llegan gaviotas
perdidas en su vuelo que no cesan de cagarse y manchan
el propio ventanal de blanca y radiante insolencia.

Tal escena es posible porque años antes esas moscas y miles más
vivían con las gaviotas en una población que fue arrasada para
construir un paseo con tiendas de moda muy que finolis. Y las

que compran desconocen lo que hubo en ese tiempo.
De haberse enterado no habrían ido a repletar esos locales
ni andarían paseando sus caras de culo.

No hay comentarios: