29 abril, 2015

CUMPLIDA LA PRIMERA DÉCADA: ¿VALE LA PENA SEGUIR?

Música de fondo al comenzar a escribir esto: "Problem child" de Vesta Lugg.

Este momento iba a llegar sin duda. Hace 10 años este pechito se vio estimulado por la proliferación de bitácoras virtuales, con una referencia puntual inmediata: lo que hacían en un programa de la vieja Radio Horizonte. Revisando ese blog de Todos Contra el Muro me dije: ¿por qué no lo intento? Y di el salto. Llegando a este abril 29 que no es cualquier cosa me hago otra pregunta: ¿vale la pena seguir en este cuaderno electrónico? Reconozco que en 2009 pensé en abandonar a causa de algunos hackeos inesperados que no quiero detallar ahora. Mejor volver la vista atrás, revisando tres momentos en los que creo haberme adelantado a ciertas circunstancias.

A mediados de 2010 yo posteaba sobre una tal Tanza Varela, por ese tiempo una chica que venía de actuar en la telenovela Corazón Rebelde, puesto que una sesión de fotos suya (luciendo unas Converse y mostrando el dedito) me había impresionado. Allí dije que a esa niña mala había que ponerle ojo. Al año siguiente muchos ojos (tanto de seguidores como de quienes no la tragaban) la miraban durante su paso por el reality show de Canal 13 Año 0. Me adelanté a la "tanzamanía" por así decirlo.

Más atrás, en febrero 2008 aprovechaba el acabóse del Festival de Viña para sugerir nombres que deberían pisar la Quinta Vergara al año siguiente. Morrissey fue mencionado. Claro, no llegó en 2009, pero años más tarde el mancuniano dijo presente, demostrando en esa versión 2012 su solidez escénica y su carácter particular (no quiso recibir antorchas ni gaviotas -oh, igual que Calle 13 en 2011- y pidió que Eva Gómez se sacara las plumas del vestido). Un deseo que tardíamente se cumple.

"Calgary" de Bon Iver fue en el Censo Sonoro 2011 de este mismo blog elegida mejor canción internacional, por su belleza ambiental y esos agudos cerca del maestro Peter Gabriel. Meses después, recién entrado el 2012, Justin Vernon (que así se llama el hombrón) en la ceremonia de los Grammy se queda con dos vitrolitas: una por mejor artista nuevo y otra por mejor disco alternativo (BON IVER -Jagjaguwar, 2011; 4AD en Reino Unido-). Condecorando al cantautor antes de su triunfo ante la academia musical gringa, no está mal.

Vamos, esto no significa que yo soy un profeta tipo Nostradamus o Parravicini ni nada parecido (que para hablar de eso mejor escuchar a Salfate en el ASÍ SOMOS -La Red-). Los tres ejemplos me llevan a repetir que sí vale la pena seguir escribiendo en esta tribuna virtual que llevo a cabo sin pretender creerme líder de opinión (quizás soy más "líder de mopinión" como dice Bonvallet) ni nada. Aquí se trata de enlazar sarpullidos de distinta índole. De abordar todo eso que me gusta, que me importa, que me hace ruido, que me irrita (al punto de echar chuchadas como cuando se murió Pinochet o cuando se pitearon a Daniel Zamudio), que me mueve cósmicamente, que me estremece, que me da tema para el próximo silbido como ponía Juan Calzadilla. Eso que pasa por mi mente, se quede por 5 segundos o esté ardiendo constantemente. Muchas gracias a los que leyeron los posteos, a los que comentaron, a los que de alguna manera se interesaron en lo que hubo aquí. Naturaleza Insaciable seguirá activo, y para los primeros meses de 2016 haré ciertas listas conmemorativas relacionadas con los mejores discos y libros comentados durante la etapa 2011-2015, más otras dos más especiales: las mejores canciones del período 2005-2015 y los personajes más queridos y/o influyentes para este blog. Sigan visitando y leyendo.

Música de fondo al terminar de escribir esto: "Bienaventurados" de Joan Manuel Serrat.

No hay comentarios: