02 febrero, 2015

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: alegre comunión

31 MINUTOS
Plaza de la Constitución
domingo 1 de febrero

Como parte de la campaña Verano Para Todos y Todas que el Gobierno de Michelle Bachelet está llevando a cabo, anoche las cercanías del Palacio de La Moneda fueron ocupadas por aquellos personajes que las mentes de Álvaro Díaz y Pedro Peirano vienen pariendo desde la década pasada. Sí, 31 Minutos en pleno ofreciendo un show llamado Radio Guaripolo, armado como un programa radial ficticio en el cual el propio Guaripolo (con Sopapiglobo en los controles) hace pitanzas telefónicas durante la noche. Así quedan como víctimas de sus tonteos Policarpo Avendaño, Patana Tufillo, Huachimingo y, cómo no, el conejo Juan Carlos Bodoque y su amigo Tulio Triviño. En medio de todo eso van saliendo esas canciones que le dan más sustento al universo 31M, esas que permiten a los niños gozar como niños y a los más grandecitos (me incluyo) sentirse a gusto también como niños, dejando que la imaginación retome el poder. Las voces e instrumentos de gente como el mencionado Díaz, Pablo Ilabaca (este K.V. Zón ya tiene un doctorado en componer melodías para infantes, si sumamos a lo de 31M su material para Achú y HORACIO Y LOS PLASTICINES) o una Jani Dueñas de pintaza circa Adele mantuvieron a los chicos y sus papitos en una comunión donde lo mismo algunas de la temporada que TVN transmitió el año pasado sonaron, como por ejemplo "El huerfadrino", la esperada "Son pololos" (Violeta Parra meets Melanie) o la impronunciable del zombie Bombi (!). Durante "Señora, devuélvame la pelota o si no no sé qué haré" regalaban pelotas, gesto muy Rod Stewart. En "Diente blanco, no te vayas" se les ocurrió citar al "Please don´t go" de KC and the Sunshine Band. "La regla primordial" llegaba con subidas y bajadas de nota sin perder ese toque Pixies. Incluso un tema no tan indispensable a la primera como "Un castillo de blanca arena con vista al mar" en esta sesión fue motivo de alegría. Esa alegría que en los tramos finales crecía al ritmo de "Bailan sin cesar" y el cierre con "Yo nunca vi televisión", matizando entremedio con la triste historia del "Dinosaurio Anacleto" o la intervención de Cucho Lambreta y su "Ríe". Ah, hubo un par de sorpresas como la versión lenta de "Nunca me he sacado un siete" o un nuevo jingle de Cebollas Me Encanta donde no podían faltar la Abuela Lala y su Cebollón. Lo de 31 Minutos ha traspasado las fronteras de cada plataforma para quedarse en nuestro inconsciente. Y lo que pasó en la Plaza de la Constitución anoche lo reconfirma. No olvidemos apuntar que minutos antes se presentaron como teloneros Max Berrú y los Insobornables: el que ha formado parte de Inti Illimani mostró una fina selección que incluía un corrido sobre Pancho Villa, el standard ranchero "Ella", "El aparecido" de Víctor Jara y "Samba landó", entre otras joyas.

No hay comentarios: