25 septiembre, 2006

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: Parra público

NICANOR PARRA
Obras Públicas
Centro Cultural Palacio La Moneda

Digamos que Nicanor Parra es algo así como el hombre del mes, no sólo por haber cumplido años a principio del mismo, sino porque en este momento se exhibe su última exposición de trabajos visuales, referida en un principio por la prensa de forma muy escandalosa. ¿La razón? Aquella instalación llamada "El pago de Chile", con la imagen de los ex presidentes chilenos ahorcados, colgando, puestos desde arriba; se dijo que Morgana Rodríguez había sido despedida en su labor de curadora en el lugar por no censurar eso, y que la Ministra de Cultura Paulina Urrutia lo ordenó. A estas alturas no importa esa escandalera básica, que no le hace ningún buen favor a algo que merece atención por otras cosas.

En esta amalgama parriana no hay tanta sorpresa para los que conocemos bien al poeta residente en Las Cruces. Los elementos adicionales y complementarios son los soportes tipo aviso publicitario que sirven para algunas de las leseras (término preciso, no ofensivo) allí presentes, y también unos cortometrajes que reinterpretan los artefactos; en uno Nicanor aparece junto a una Venus mutilada diciendo: Yo también tomo leche, en alusión a esa campaña de famosillos desnudos bebiéndola; otra miniatura de esas tiene apareciendo a los jóvenes actores Héctor Morales y Natalia Valdebenito (la Cata de Cabra Chica Gritona, pronta a actuar también en la obra teatral Quitapenas). ¿Recurrencias? Jesucristo mismo (Ese gueón dejó la kgá), los huevos (el de Colón incluído), las bacinicas (un artefacto clásico: AL PASO QUE VAMOS/EN EL 2000 COMEREMOS KK/Dificulto que alcance para todos), ataúdes en la cama, con hélice y ruedas, parado y vacío uno, y por ahí fotos (Ricardo Lagos, el primer hombre en la luna, la bomba nuclear) con la frase GUESS WHO, WHERE AND WHEN. Qué testimonio más loco y brutal que LAS BOTELLAS VACÍAS DEL AUTOR. (El señorito que comenta ahora contó las que estaban tapadas: eran seis, si el conteo no me falló. De tener algún significado particular, ahí les aviso.) En gigante, la letra de Parra con garabatos y más garabatos, y aunque lo ignores, allí está, tan asediante como las bandejitas de Mr. Nobody y las tablas. Cuando alguien comentó esta muestra en Artes y Letras de El Mercurio, ese tipo dijo que esto ofendía al edificio mismo. Yo lo interpreté como que todo estaba bien achoclonado, y no es tan así. Dirán tanto que hay artistas conceptuales que han ocupado lo mismo con mejor pericia, pero ese no es el punto. Nicanor Parra hace uso (y abuso) de su ingenio, y en cualquier momento se nos escapa una sonrisa o risa o estertor antipoético que valida todo. GGG.

La muestra se acaba el 6 de octubre, y el resto de la info búsquenla en www.ccplm.cl.

No hay comentarios: