28 septiembre, 2006

ENVÍOS: un soneto para Lila

Lo que viene a continuación te lo dejo a ti, querida Lila Díaz, ya que también flotas en plena blogósfera. Hay un soneto del fallecido Alberto Rubio (poeta a reivindicar siempre, valga señalarlo) que me gustaría postear aquí y ahora, catorce versos que me hubiese encantado escribir, de veras, para honrarte. Leerlo es como verte retratada, me atrevo a decir.

MUCHACHA CONTRA-SOL

Muchacha contra-sol, solar, dominadora.
Cielo propio tus ojos, rayos rubios tus labios.
Lejano el sol de invierno te niega débilmente.
Batalladora rubia, brillando aquí en la tierra.

Sonrisa-resplandor, luz que ya es puro vuelo.
Vas vistiendo los árboles con luz propia y cercana.
Cabellos: mancha rubia de ese sol que eres tú:
sol brillante y terrestre, dominando en invierno.

Hasta la luz te alzas, luchadora del aire.
En tu puro sol rubio al fin te alcanzas propia.
Alegre luchadora, amarilla terrestre.

Amarillo de invierno, brillas el sol lejano.
Lo combates amante, brillando aquí en la tierra.
Sonrisa-resplandor que en el vuelo te alcanzas.

Alberto Rubio, La Greda Vasija


2 comentarios:

Lila Díaz dijo...

Hermoso regalo Juan. Gracias. Tú sabes que admiro y quiero a la casta poética de los Rubio.
Abrazos.

Lila Magritte dijo...

Bellísimo poema. Qué bueno recordarlo.