11 septiembre, 2006

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: corre Forrest, corre

Este hombre con anteojos que escribe mirando hacia los focos esféricos no dejaría para nada de reconocer lo conmovedora que resulta la película FORREST GUMP (1994, dir.: Robert Zemeckis) para él. Por lo mismo le di menos atención a CAIGA QUIEN CAIGA para verla en otro canal. Tom Hanks interpretaba allí a alguien con un CI bajo lo normal, con su espalda torcida y problemas al caminar. Sin quererlo, Forrest, mientras se zafa de las muletas, conoce a Jenny, va a la universidad, juega fútbol americano, es soldado en Vietnam, juega ping-pong por USA, crea un negocio de camarones y corre sin parar, recorre buena parte de los hechos sociopolíticos de su país y el mundo. Va de lo mínimo a la Historia mayúscula. El año pasado me hice el favor de leer la novela inspiradora, firmada por un tal Winston Groom, amena por completo; eso sí, hay partes en el libro más freak y obscenas (me pregunto qué tal si el revolcón de Jenny y Forrest hubiera sido interpretado al dedillo...); me quedo con la peli, respuesta definitiva. Y repítansela si pueden.

No hay comentarios: