27 junio, 2016

LA HISTORIA SE REPITE: CHILE LE GANA A ARGENTINA POR PENALES, Y CONQUISTA LA COPA AMÉRICA CENTENARIO

Llegamos a la final de la Copa América Centenario, en el Metlife Stadium de Nueva Jersey, enfrentando a Argentina al igual que en el comienzo. Pero estaba más que claro que no sería igual la cosa, que no se repetiría el 2-1 a favor de los trasandinos. Fue un duelo de dientes apretados donde a Argentina le costó dominar, donde se tuvo que lidiar con un árbitro brasileño errático en sus cobros que expulsó por doble amarilla a Marcelo Díaz. Parecía que con un hombre menos la Roja quedaría en mal pie. Pero la cosa se ajustó con la tarjeta roja directa para, valga la redundancia, Rojo. Diez contra diez y seguiríamos tratando de vulnerar la portería de Romero, tal como los hombres de Gerardo Martino hacían lo propio para vencer a Claudio Bravo, quien nuevamente demostró su gran nivel en estas instancias mayores, como en esa desviada que pudo ser el gol del triunfo para Argentina. Al fin y al cabo pasaría lo que en la final del año pasado en el Estadio Nacional: llegamos al alargue y de allí a los penales que comenzaban con el pequeño susto de Arturo Vidal viendo su tiro atajado por Romero, y más tarde Lionel Messi desviando el suyo. Nicolás Castillo convierte el 1-0. Mascherano iguala. Charles Aránguiz saca ventaja. Sergio Agüero convierte el 2-2. Jean Beausejour y el 3-2. Lucas Biglia remata y Bravo se lo tapa. Francisco Silva, un hombre que nadie imaginaba como clave en esta definición, convierte el 4-2 definitivo y Chile se convierte en campeón de esta edición especial de la Copa América, a un año de haber vencido en la oficial, confirmando el gran momento de una Roja llena de talento, una selección que le ha dado a su pueblo otra alegría enorme, superando las dificultades de los primeros juegos. Los que en otros lugares pensaban que nosotros compramos el título de 2015 ya tienen su tapaboca: esta Roja no deja de jugar a lo grande en un triunfo que hay que dedicárselo a la memoria del eterno Eduardo Guillermo Bonvallet, quien alcanzó a ver lo que pasó el año pasado, el mismo a quien varios de los seleccionados escuchaban desde chicos, reteniendo en la memoria el mensaje de buscar ser campeones, de mirar al horizonte. La fiesta fue total en todo Chile, un país agradecido de estos guerreros que seguirán batallando para llegar al Mundial de Rusia en un par de años más y buscar la prolongación de una racha especial para quienes tuvieron que soportar fracasos en tiempos pretéritos. Argentina por su parte sufre su tercera final seguida sin poder ganar, incluyendo la del Mundial 2014 con Alemania. Lionel Messi declaró su deseo de no jugar más por su selección, algo que tal vez lo piense mejor más tarde.

No hay comentarios: