09 abril, 2017

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: el olvido está lleno de memoria


XIU XIU
Forget
(Polyvinyl, 2017)

/POP XIUXIUISTA/ En la portada, una caligrafía árabe que se traduce como Nosotros olvidamos. Aquí se convoca al olvido como el acto de dejar atrás momentos traumáticos, de levantar un nuevo lienzo sobre el cual proyectar otras luces alentadoras y limpias. Todo eso no sin antes buscar la catarsis, la soltura de aquellos pálpitos que permanecen en cada uno. Aquello se desprende de la escucha de FORGET, en el papel el décimo álbum oficial de unos Xiu Xiu cuya formación actual mantiene al inconfundible Jamie Stewart junto a Angela Seo y Shayna Dunkelman. Como productores dicen presente la propia Angela, John Congleton y Greg Saunier (Deerhoof), y colabora gente de la talla de Kristof Hahn (Swans) y el compositor minimalista Charlemagne Palestine.

Durante los últimos años Xiu Xiu han diversificado sus jugadas al margen de su obra, como lo han hecho antes (pregúntenle a Grouper o a los italianos Larsen), pero quizás ahora la cosa se ha dado de manera más intensa: que si reinterpretan "La flauta mágica" de Mozart, que si hacen música para instalaciones, que se mandan un disco exclusivo para el Record Store Day de 2015 con el dios japonés del noise Merzbow (MERZXIU), que le rinden tributo a la serie Twin Peaks... Muchas tareas que no merman la llegada de una nueva producción que se distancia de aquel extremo ANGEL GUTS: RED CLASSROOM (2014) que andaba cerca de Einstürzende Neubauten o Suicide. Aquí XX retoman su veta más pop (pero pop xiuxiuista al fin y al cabo), con piezas de matices menos agresivos. Porque a la hora de manifestar la desazón habitual también cuentan los detalles más oxigenados. El sabor a hip hop en "The call", la sustancia slowcore de "Get up", la desesperación de "Forget", la pasta de hits ideales de "Wondering" o la casi bailable "Jenny GoGo" (o el retrato de un personaje ninguneado por angas o por mangas, too dead to be this young), las armonías sublimes de "Petite", o el cierre con "Faith, torn apart" que incluye de yapa a Vaginal Davis leyendo un poema del propio Jamie sobre la prostitución son tarjetas de presentación efectivas que se ganan el respeto. Ya decía Mario Benedetti que el olvido está lleno de memoria; con esta invitación Xiu Xiu ganan de nuevo, menuda paradoja, el derecho a no ser olvidados.

No hay comentarios: