PAPELERÍA (o poesía): Peras y manzanas

Suele decirse que no se mezclan peras con manzanas
como si unas y otras llevaran esa diferencia
a modo de estigma, de carcaza que las oxida
cuando quieren cruzarse con otros jugos o cáscaras
que pueden venir de otros lugares. Para
el telar práctico eso puede ser entendible
y hasta defendible mas en el cuadro más amplio
y oxigenado hay que entrar y salir, dejar que
peras y manzanas sean uvas y frutillas si así
lo quieren, que como decía uno los nombres
no son las cosas y las peras
pueden llamarse manzanas
o ser ambiguas gozosamente
para el profundo malestar de los cuadrados.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: mi obsesión por la modelo de Tricot

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: bordado con mucho cariño

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: con ustedes, Marilia Kuhnen, ¡la Chica Tricot!