23 noviembre, 2015

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: el pulso sigue firme en la sexta versión


FERIA PULSAR 2015
Estación Mapocho
3er día y final
domingo 22 de noviembre

La SCD no se rinde en su afán de ofrecer cada año la oportunidad de encarar la música en sus distintos matices y con quienes la hacen posible, partiendo por los propios artistas y siguiendo con los sellos, las agencias de promoción, las tiendas de discos, los proveedores de instrumentos, los medios de difusión, las plataformas virtuales y todo lo que permita la interacción plena. La presencia foránea corrió por cuenta de Argentina y España con sus stands y las presentaciones de gente como Tan Biónica, Ibiza Pareo y Cien Peces Piensan del lado trasandino; del ibérico llegaban Beach Beach, Chocolata, Maui y Maria Coma. Durante las jornadas de viernes y sábado se reportaron en Pulsar entre otros: (Me Llamo) Sebastián, Amanitas, We Are The Grand, La Big Rabia, Fakuta, Alex Anwandter, Mosquitas Muertas, Tunacola, María Colores, Astro, Chinoy y la Banda Conmoción. El domingo me di la vueltica, y aquí les tengo el informe con los shows que escuché, yendo de un escenario a otro, cuestionando solamente la nula iluminación en las escaleras de la Sala de las Artes; espero de corazón que nadie se haya caído.

Akinetón Retard. La banda de Vicente García-Huidobro (o Tanderal Anfurness para estos efectos) siempre es garantía de vanguardia rock propositiva e incansable, y ahora en su regreso discográfico después de casi una década con el álbum AZUFRE agregan polvitos mágicos de sabrosura afrolatina. Percusiones calurosas conviven de maravillas con los vientos y los guitarrazos a alto volumen de siempre. Huele muy bien.

Julia Smith. Tras ese nombre que más parece de cantautora indie se destapan unos muchachos que en medio del sol y desde la terraza ofrecen frescura melódica con elementos que parecen conocidos. ¿Será ese toque bunkeriano lo que cautiva? "A través de ti" tuvo su bis al final.

Patricio Manns. Había que marcar esa cita con una voz gastada que es pura experiencia sólida, la del cantautor que no se detiene y expone en ese instante lo que ya ha forjado para otros: "El cautivo de Til Til", "Vuelvo"; y también ese himno inquebrantable llamado "Arriba en la cordillera". También cantó "Las palabras", de su más reciente entrega. Máximo respeto.

Guiso. Ya no se juntan tan seguido, por lo mismo encontrarlos en plena Sala de las Artes fue toda una gracia. Álvaro Guerra no soltó su guitarra aunque tuviera el codo quebrado, y sus compañeros estuvieron a la altura de lo que se espera, enganchados a ese rock garagero tan suyo, una estela que los ha tenido como referentes especiales de los guitarrazos independientes desde la escudería Algo Records. Las cabezas que se movían no se equivocaban: fue un momentazo dominguero.

Nano Stern. Da gusto ver cómo alguien puede dar muestras de virtuosismo instrumental, dejando también que sus músicos jueguen con naturalidad, sosteniendo una comunicación a todo dar con el público. Ese no es otro que Nano Stern, jugando a ganador durante todo su minutaje, sea defendiendo los temas de su reciente MIL 500 VUELTAS o tocando las que estaban de antes como "La puta esperanza" o "Necesito una canción", sea haciendo su versión para el "Carnavalito del ciempiés" de Mazapán o expresándose sin morderse la lengua contra la intolerancia que ha dejado a París y el mundo entero espantados. Cada vez más sólido, brindando con su copa de tinto y con la botella para no quedarse chico.

Maria Coma. Uno de los números made in Spain de esta versión lo trajo una flacucha catalana a la que ubico por haber colaborado con Pau Vallvé en el proyecto U_mä. Se presentó sola con sus teclados y usando las superposiciones de pistas en una sesión de una extrañeza agradable.

Nicole. Empezaba todo con "Pequeñas cosas buenas". Lo que se dice un inicio avasallador. Denisse Laval Soza está allí para recordarnos que su pop no se rinde, con un repaso justo de varios temas, no sólo los singles, de aquel PANAL, más sus hits de siempre. Para "Nuestro tiempo" subió en el escenario a su hijita Celeste, e hizo "Partir" dedicándosela a su fallecida madre, dos momentos muy pero que muy emotivos. Al final llegaban "Dame luz" en plan stadium rock y "Sin gamulán". Calidad total en los minutos finales de esta sexta versión de Pulsar, con el pulso firme.

No hay comentarios: