25 noviembre, 2006

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: a una semana de una nueva Teletón

Rico el país tan solidario
que una vez al año rompe el chanchito
y entrega sus monedas frente a las cámaras
Claudio Narea


Sí, ya faltan siete días para una nueva versión de la Teletón que Mario Kreutzbergeraka Don Francisco, ha impulsado desde fines de los setentas en Chile, tomando prestado de la que Jerry Lewis hacía en Estados Unidos. No niego lo bello que es ayudar a los discapacitados físicos, tratar de ponerse en su lugar por un momento y ver que hay gente que lo ha pasado peor que nosotros, y dan la pelea como nadie (ahí está el ejemplo de Danielita García, quien perdió pies y manos; su testimonio se puede revisar en el libro ELEGÍ VIVIR). Cómo no va a ser emocionante ir en su momento a una sucursal del Banco de Chile para depositar el aporte en la cuenta cuyo número no voy a mencionar... Acá reluce de cierta forma el lado solidario del chileno, lo que puede hacernos sentir orgullosos de nuestra patria.

Lo que hace dudar es si será necesario todavía que se realice el evento como cadena nacional de televisión durante 27 horas, desde las 22:00 del viernes hasta el trasnoche del sábado, con el tramo final en el Estadio Nacional de Santiago... Comprendo cuando Don Francis declara a cualquier medio que espera la cooperación máxima de la gente que ocupa la pantalla, dejando atrás las ambiciones. Será porque ya pasé los 20, vi mucha tele antes y ahora no sólo la veo sino que la cuestiono, pero creo que mamarse las mismas cosas cada vez no puede ser tan saludable. Que cada cual lo compruebe, mejor será. Yo haré lo que corresponda; una obra como esta es siempre digna, una vez al año o dos si una elección política se interpone, el formato es otra cosa.

No hay comentarios: