18 septiembre, 2019

PAPELERÍA (o poesía): Mirada de la hora 19

Ya con el manto de la noche todavía no-noche
una luciérnaga de hace décadas
se entromete
                    con la soltura intacta
y me toca la solapa de la chaqueta
como si todavía quedara algo de cuando fuimos álguienes
(figuras de goma sobre un suelo de hierro
que no supieron resolver su sino)
                                                     como si hoy mismo
fuéramos a otra
reconquista.

PAPELERÍA (o poesía): Le fil

Eran las 6:30 tenía la radio encendida
no salía todavía del sueño una hilacha
del mismo se enganchaba con la música
creciendo como un hilo grueso que ya iba

a parecer una lana la voz lanzaba
una certidumbre tan deliciosa que no quería
salir de ese estado hasta que se despierta de golpe
y se vuelve a la realidad al esmeril inclemente

eran las 9:00 y prefería ese ideal.

PAPELERÍA (o poesía): Lecturas de dormitorio

Me juró que tenía unos cuantos tomos grandotes
con la historia del Imperio Romano,
el Imperio Inca, la Guerra del Pacífico
y el Ejército Ruso. De hecho
fui a verlo y los tenía,

pero como topes
de las patas de su cama.

PAPELERÍA (o poesía): El perpetuum mobile del calcetín al revés

Van en procesión los que han dicho mil veces
que pueden hacer de todo
                                         pero no saben hacer nada
Y al otro lado con su tricota manchada de decepción
los que han sido claros al decir
que no saben hacer nada
                                       pero terminan dándolo todo
descubriendo sus talentos ocultos
y descubriendo que la figura de los ganadores
está repleta de engaños estructurales
He allí el móvil perpetuo del calcetín al revés.

PAPELERÍA (o poesía): Familia en tela de juicio

Lo que se hereda no se hurta
pero lo que se hurta
(con gritaera y estoques y vidrios rotos)
dejará una herencia en forma
de zombis que no llegan a ser por completo
seres con formación legible
sino quedarán como coágulos con patas
que serán sangre de su carne
saturada de grasa indigesta
o pasada a aceite requemado
de sopaipillas.

PAPELERÍA (o poesía): El regreso del Hombre Bala

Y el Hombre Bala regresó
a su pueblo convertido
en un petardo desgastado
tras haber sido eyectado mil veces
sin importar si lo lanzaron desde Linares
o desde Zaragoza, si cayera
en un pozo o en un gallinero
o en un local de Broadway.
El redoble de tambores se convirtió
en un loop que retumbaba en su cabeza
incluso cuando no estaba
en acto de servicio. El
Hombre Bala fue confundido
más de una vez con un cometa
o una supernova o el avión
que tomó un político corrupto
para arrancar como si nada
y eso devino en que él ya no se reconocía,
la tinta de su identidad más allá del mero carnet
se diluyó y decidió arrancar
de ese destino. Y hoy camina
por su pueblo sin tener que responder
a una extravagancia olvidable.

16 septiembre, 2019

TVMHTD: falleció el esposo de la Chilindrina, quien también fue el locutor del Chavo del 8

Ayer domingo volvimos a sentir el aliento de la muerte sobre el terreno de la cultura pop. Por un lado, la noticia de que Rick Ocasek, líder de la popular banda new wave The Cars, fue encontrado sin vida en su departamento de Manhattan, pero por causas naturales. Y se agrega a eso que María Antonieta de las Nieves, conocida por su rol como la Chilindrina en EL CHAVO DEL 8, acaba de perder al gran amor de su vida: su esposo y padre de sus dos hijos, don Gabriel Fernández. Al momento de dejar este mundo tenía 85 años, y permanecía complicado por una neumonía. Fernández también fue conocido porque fue un locutor que grabó la ya imborrable introducción a esa misma serie ya mencionada, con Chespirito como cerebro principal. ¿Qué cuál? Este es el programa número uno de la televisión humorística: ¡El Chavo! María Antonieta ya ha declarado que no tiene muchas ganas de seguir viviendo sin don Gabriel, tras casi 50 años de una relación consolidada. América entera se une para lamentar este momento suyo. Carlos Villagrán, quien hizo del Kiko, también mandó sus condolencias a su ex compañera de elenco, reconociendo al fallecido como un gran amigo. Todos estos talentazos serán valorados a escala mayor siempre por hacernos reír hasta el día de hoy, en que EL CHAVO se sigue retransmitiendo por el Canal de las Estrellas, filial de Televisa, y en Chile por TVN en el franjeado matinal del sábado.

15 septiembre, 2019

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: Nicole Andreu tira de electrorap ganchero en "Dance"

Si mal no recuerdo, Nicole Andreu era esa jovencita que participó en la versión chilensis de OPERACIÓN TRIUNFO. Durante los últimos años ha vivido en España, y muy pocos han preguntado por ella, pero me atrevo a señalar que podría cambiar el panorama si escuchan el nuevo tema que lanzó hace poco. "Dance", con producción de Mariano Pavez, es una traca de fondo electro en la que ella rapea y habla un poco de su historia personal, su gusto por las fiestas y por la música de raíz negra. Tiene una impronta sencilla pero descaradamente sexi que trae los aires de lo que ocurría en la música del período 2009-2011, los pasos que daban Lady Gaga, Kesha y Dev. Si amaste "Tik tok", "In the dark", "Just dance" o "LoveGame", ya puedes disfrutar de este bombazo gozoso que la Andreu instala de buena gana.


PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: el amor en 10 capítulos



MON LAFERTE
Norma
(Los Manejadores/Discos Valiente/Universal, 2018)


/CEBOLLADELUX/ Una imagen vale lo mismo que las 10 canciones de un disco: la de Norma Monserrat Bustamante Laferte con una blusa blanca y un sostén. Los más calenturientos se quedarán únicamente con ese plano principal, pero si bajan verán que ella sostiene media cebolla y un cuchillo para picarla. Alguna vez, cuando esta intérprete aparecía en el hoy devaluado ROJO (TVN), tuvo que escuchar la voz de una señora llamando a la radio donde la entrevistaban, quejándose en plan "ay, cómo tienen allí a esa niñita flaite que canta esas canciones tan cebolleras, sáquenla". Como era de esperarse, Mon sintió pena. Hoy, tras ese rearmarse desde cero en México a punta de recitales en bares, plazas y estaciones de metro, ya no tiene de qué avergonzarse, porque esa cebolla suya es canción popular finita y que deja un buen sabor en todas partes, no importa si es en Temuco, Concepción, Querétaro, Berlín, París o en el Movistar Arena del Parque O´Higgins. Canción con tradición y futuro, la que pudo escuchar desde niña gracias al apoyo firme de su abuela, su primera mentora en su camino musical. Cumbias, boleros, valses peruanos y otras hierbas han sido asimiladas a pulso por esta viñamarina a la que no perdemos de vista ni de oída. Después de LA TRENZA (2017), disco notable, alguno esperaba que el próximo paso fuese menor, pero se equivoca. A esa placa le sigue una obra igual de consistente, con los aires precisos que la engrandecen. Con la producción de Omar Rodríguez-López, conocido en los pasillos del post hardcore o del rock neoprogresivo santanero desbocado como uno de los hombres fuertes de At the Drive-In y The Mars Volta, Mon Laferte llegó a un estudio del edificio de Capitol Records en Los Angeles, California y con un batallón de 13 músicos grabó NORMA de una tacada, sin overdubs ni demases majamamas de las que mucho grupo echa mano; había que hacer que la experiencia fuese en vivo, que la cebolla pudiera freírse de la mejor manera. Y así fue, tal como lo cantaba su adorado Juan Gabriel.

Mon decidió titular este disco con su primer nombre, porque esa palabra significa modo, manera, regla. Y para ella el amor siempre sigue la misma norma todo el tiempo. Una que en ocasiones se afianza de a poco, con episodios entusiastas que incluyen decisiones arriesgadas, y en otras se destruye a sí misma, como cantaban los Ases Falsos. Lo presenta como un material conceptual, contando una historia de dos personajes que están juntos, en 10 capítulos, pero sin llegar a aparecer como un ladrillo indigesto que mezcle estrofas tarareables con detalles raros. Esto jamás será el BERLIN (1973) de Lou Reed, listillo. En menos de 40 minutos, NORMA pide la atención justa mediante canciones que en su integridad saben a carne de lo popular bien entendido, de lo radioformulable como medida bien encaminada. Todo va empezando con el contacto directo en un antro de otro tiempo. Luego el entregarse en cuerpo y alma sin calcular nada. La sombra de la caña moral y el cuchicheo de las viejas en el vecindario. La certeza de que lo que pasa sí es amor y más que eso, junto al deseo de no estar sola. El redoble de las caricias argumentando la llama con otro fósforo, que eso lo puso Gonzalo Rojas. La tensión que de repente se posa cuando los celos (machistoides, cavernarios, sin sentido) llegan embarrando la trayectoria del cariño. Los descuentos del placer que casi logran que todo vuelva al punto orgásmico del no quitarse. El comienzo de la pena. La profundización depresiva, el "esto no da más", las ganas de arrojarse a la nada del ser. Y la reconciliación adjunta a la verdad: que vale la pena que sigan como amigos y que recuerden lo ocurrido como una bonita historia. El fondo sonoro aplica cumbia, baile de salón a un alto nivel, salsa cercana al estilo habanero previo al castrismo, el crossover entre el mambo de Dámaso Pérez-Prado y el freestylin´, la belleza bolerística con Los Panchos en el corazón... ¿Alguien podría dar una lección más brillante de fortaleza popular en un disco? La vara quedará alta para cualquiera. Y con toques tan poéticos como lo de una "Caderas blancas" donde cita al Alejandro Sanz de "Corazón partío" (si no lo sabes tú, te lo digo yo), capítulo que incluye detalles indietrónicos. O con la mirada política de "El mambo": esto me huele a macho/cocinado en juguito e facho. O ese detalle pronunciado en "Ronroneo" que resulta muy sensual: tú tienes musho talento (sic). NORMA es sin duda uno de los mejores álbumes chilenos de esta década que se está acabando, la muestra de que ser la opción tal o estar en capilla no es tan importante como levantar construcciones melodramáticas que pueden durar. Nada de falta de querer: imbatible superávit de cariño. Y la experiencia pronto va a tener el agregado de la película de NORMA donde nuestra heroína actúa con Diego Luna, algo que va a hacernos babear cuando se estrene.

14 septiembre, 2019

PAPELERÍA (o poesía): Transparencia

La carne de burro no es transparente
(y no pretende serlo)
pero la carne del emperador
que nunca recibió ese traje nuevo
pedido a una casa de Milán
ya alcanzó en plena forma un toque
traslúcido
                a pesar que todavía
los habitantes del pueblo lo confunden
con un burro orejudo
y evitan mirarlo de frente.

PAPELERÍA (o poesía): Recordar/Olvidar

Una mano llena de esperanza
y de querer conservar el momento
escribe: Recordar.
                             Luego,
sin mayor anuncio, llega
otra mano más grande,
más bruta, más gastada
que no confía en las flores prometidas
y encima de ese mensaje
pone: Olvidar.
                       De allí
en adelante otras manos
con suerte variable
han intentado recobrar los pedazos
de ese recuerdo graficado y su intención
renovada, su barco
pintado por enésima vez.
La historia parece no tener final
y las letras esparcidas por el suelo
pidiendo RECORDAR
sienten miedo de que vuelvan
los bototos con punta de fierro
para imponer su agria ley.

13 septiembre, 2019

PAPELERÍA (o poesía): Espuma

Todo es tan pero tan moderno
que el perro de mi vecina tiene
espuma en el hociquito no por
padecer de rabia: es que ahora
ese animalito aprendió 
a lavarse los dientes.

PAPELERÍA (o poesía): Risas y lágrimas

Es de dominio público
que el payaso tradicional
se llame Garrick Chaplin Tony Caluga Pastelito o como sea
cuando trata de hacer reír a la gente
de buen corazón
debe esconder la pena del trajín íntimo

Pero me pregunto si el que busca la risa
y fracasa estrepitosamente
será en verdad tan pero tan pero tan feliz

que es incapaz de trasuntar esa alegría
ensimismado en su creerse el cuento...

PAPELERÍA (o poesía): En la sala

La profesora pasa la lista
en la clase, los pupilos
dicen presente, los pupitres
se ven brillosos, la pizarra
no tiene ningún arañazo
ni dibujo obsceno alguno
pero entre las líneas de los cuadernos
y la tiza que pone ella en la pizarra
se ve que algo no está listo,
se ve que por más que se haya pasado la lista
ninguno de ellos está listo,
ninguno de ellos ve su imagen
pasando al otro lado del vidrio injusto
porque cuando se llega por un corredor
cargado de tachas crueles
el camino verde recién se pronuncia
al sacarlas todas. Nunca
con la cancha pareja.
Y yo quiero que vuelen compañero*,
que su arremetida de alas tenga
el sonido de campanas y no
el de fierros oxidados.

*Pedro Lemebel, "Manifiesto"

12 septiembre, 2019

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: nada tan especial pero apetecible


NICO NATALINO
Eternidad
(Feria Music, 2008)

/POP/ A fines de la década pasada, Kudai seguían sin Nicole Natalino: la ecuatoriana Gabriela Villalba fue su reemplazo durante la promoción de SOBREVIVE (2006) y la gestación de NADHA (2008). Y la protagonista de esta reseña entregó su hasta la fecha único álbum en solitario. ETERNIDAD, siendo justos, no se aleja mucho del espíritu Kudai. Aquí hay canciones de pop adolescente, melosas y de factura lustrosa, nada tan especial pero apetecible, más todavía si el comprador llega a babear mirando las fotos de esta muchacha en el digipack. Destacan al menos la inaugural "Seré", con un aura pop rock convincente, y la balada intimista "Tú y yo solos", ante la cual cada quien imaginará corazones saliendo hacia el cielo, la cuestión cursi que enloquece. Uno de los que participaron en la grabación de ETERNIDAD fue Ra Díaz, bajista de brazos gordos, tatuados y fuertes (lo vi una vez) que actualmente es integrante de Suicidal Tendencies, grupo hardcore de los más fieros y memorables, carnaza comprobada para skaters; pasar de apañar a una ídola teen a estar en las ligas mayores del sonido con actitud no es poco. Y la Nico ha vuelto con Kudai, en una repesca donde quedan bajo el paraguas de Sony Music, al igual que Gepe, Javiera Mena, Francisca Valenzuela y la prometedora Paloma Mami.

PUNTEOS, LOOPS Y DEMASES: C. Tangana se encuentra con Paloma Mami

Hace pocas horas se subió un sencillo colaborativo que no dejará indiferente a nadie: "No te debí besar", canción que une a dos referentes sólidos de la música urbana en España y Chile. No cuesta adivinarlo. Son C. Tangana y Paloma Mami, voces protagónicas en casi cuatro minutos de reggaetón en claroscuro, donde el muchacho se arrepiente de haberla besado, al punto de pedirle fuerza a Dios (?!). Y la Castillo juega su mejor papel, el que le sale de maravillas: el de la chica que le advierte que ella es peligrosa y tal. Todos los que siguen a estos personajes saben lo que van a encontrarse, pero con un agregado de calidad certificada. El video de "No te debí besar" es una producción del colectivo Canada, y la dirige un tal Rogelio, con tomas muy de filme de acción, muy RÁPIDO Y FURIOSO, e incluso se ve a Tangana corriendo al estilo de Childish Gambino en "This is America". De momento en YouTube lleva más de 360.000 visitas, y 72.000 votos a favor. Y esto va a crecer como una bola de nieve. Le sirve a Palomita como incentivo para preparar su actuación en la Cumbre del Rock Chileno, a realizarse en la Medialuna Monumental de Rancagua, la tierra natal de sus padres. Y al ibérico lo mismo, para hacer frente a los cuestionamientos de grupos feministas y afines a Podemos que han puesto en tela de juicio su cancionero por, dicen, ser machista e incitar a la violación. El colmo del rollo Tipper Gore, lo que hace que a veces se crea que el progresismo puede convertirse en el nuevo fascismo. A disfrutar se ha dicho.

11 septiembre, 2019

MINIMALIAS Y MAXIMALIAS: observaciones en marcha

hoy se siente como un 11 de septiembre extraño:

en los primeros minutos, léase el trasmoche del martes, cayó una lluvia desmadrada con granizos y relámpagos. mientras dormía, las goteras volvieron a vulnerar la presencia de mi colección de discos y libros. varios se mojaron, incluyendo mi cajita con el 69 love songs de los magnetic fields. ya me daré el tiempo de revisar qué sigue bien, y qué hay que botar.

y en este día claro, las nubes se mueven hacia la cordillera y el sol reina. es lo que uno espera, para que empiecen a recular las pozas.

ahora espero que no se queme ninguna micro, como la que ardió en jj pérez con córdova y figueroa durante el 11 de septiembre de 2014.


PAPELERÍA (o poesía): Mirada de la hora 19

Ya con el manto de la noche todavía no-noche una luciérnaga de hace décadas se entromete                     con la soltura intacta y me...